Sábado, 21 de Mayo de 2022

Hay esperanza: llegó el hígado y el niño funense con hepatitis severa será trasplantado

Poco antes de las 10.45 llegó a la plataforma del Sanatorio Parque el helicóptero que trasladó desde el aeropuerto Malvinas Argentinas el hígado que será implantado a un niño de 8 años en estado crítico por una hepatitis severa.

Hay esperanza: llegó el hígado y el niño funense con hepatitis severa será trasplantado
Martes, 10 de Mayo del 2022

De esa forma, ya comenzó el complejo procedimiento por el que se procurará salvar la vida del pequeño paciente. El jefe de la Unidad de Hepatología y Trasplante del Sanatorio de Niños, Alejandro Costaguta, brindó este martes a la mañana más precisiones sobre el operativo de trasplante de hígado al que es sometido en estas horas un chico en estado crítico por una hepatitis severa.

En declaraciones al programa “Todos en La Ocho”, el especialista describió cómo comenzó y seguirá el complejo procedimiento de ablación del órgano, que se realizó en la provincia de La Pampa, y la implantación que se realizará en forma inminente en Rosario.

El profesional de la salud agregó que desde el momento que se aceptó al donante, el Incucai asignó el órgano para el paciente de Rosario. “Pero a su vez hay otros órganos que se van a donar. Un equipo de cirujanos nuestros viajó por vía aérea al lugar donde está el donante. Eso debe coordinarse con los otros equipos que ablacionan los otros órganos. Una vez que se coordina eso, el equipo nuestro retira el hígado y regresa al centro donde estamos ya trabajando con el receptor para esperarlo”.

Costaguta consignó que cuando eran alrededor de las 10.30, los cirujanos estaban operando al chico “para sacar el hígado enfermo, que ya no trabajo, para dejar espacio para acomodar el órgano nuevo que viene para implantarse. Están en ese momento”.

“Un equipo de cirujanos fue a buscar el órgano y el otro trabajó en el receptor. Después se funden en un solo equipo cuando ya llega el hígado al quirófano donde se va a implantar en el receptor. El donante es bastante más grande que nuestro receptor. Entonces hay que acomodar el tamaño del hígado al tamaño del cuerpo del receptor. Esa cirugía de reducción se hace en el mismo sanatorio en el que se está operando al receptor”, agregó.

Costaguta afirmó que “se trata de una de las cirugías más complejas, plagadas de complicaciones en un paciente que está en estado crítico. Es indudable que el escenario es complejo. Hay que ser muy prudentes. Es un desafío muy grande. Nuestro primer interés es enfocarnos en lograr que tenga éxito la primera parte de este procedimiento, que es la cirugía”.

“El paciente está en estado crítico y por eso necesita el trasplante. Dentro de ese grupo ha llegado bien al trasplante dentro de lo grave de su estado. Estamos a tiempo. Si las cosas se dan bien y si tenemos un poco de suerte, si Dios quiere, todo debería salir bien. En principio, el posible rechazo del hígado no es lo más importante. En estas horas, lo más importante será lo que derive de complicaciones quirúrgicas: hemorragias, pérdidas de viles, cosas muy técnicas que hay que controlar en estas primeras 24 horas”, subrayó el profesional.

Fuente: La Capital 

Powered by Froala Editor

Comentarios