Martes, 16 de Agosto de 2022

¿Te querés casar conmigo? Al altar después de haberse tenido que esconder

Hace siete años que son novias, sin embargo, tuvieron que mantener la relación oculta durante algún tiempo. De la opresión a la libertad.

¿Te querés casar conmigo? Al altar después de haberse tenido que esconder
Miércoles, 10 de Noviembre del 2021

“La propuesta me agarró muy desprevenida. Estábamos festejando el cumpleaños de mi novia con todos sus amigos, en un momento pide la palabra para agradecer, algo que siempre hace, y cuando saca el anillo del bolsillo y se arrodilla quedé en shock... pensar en poder estar viviendo esto libremente. Dije que sí, sin dudas”.

Quien nos cuenta esta intimidad, rebosante de alegría, es Anthonela, la funense que recibió la propuesta de casamiento de parte de su novia, Pane. “Tenemos muchas ganas de fiesta y luna de miel, pero también queremos que pase la pandemia, cuidarnos y disfrutarlo a pleno. Queremos planificar, organizarlo bien, con familia y amigos”, nos agrega.

Pero más allá del pedido de casamiento con alianza y de rodillas, lo destacable del asunto es que la pareja lleva siete años de relación, algunos de los cuales transcurrieron a escondidas, por el miedo a tener que “blanquear” una relación sentimental con alguien de su mismo sexo.

Los primeros dos años decidí no contarlo porque no sabía cómo. Sólo lo sabía mi grupo íntimo de amigas. Ellas siempre me decían que lo cuente, que no me esconda, porque siempre era un problema tenerlo oculto. No sabía como hacer, como decirlo, por este chip que siempre nos metieron de la heteronorma, de que esa era la única manera de formar una pareja. Incluso no se lo contaba a mi mamá, que siempre fue una persona abierta, me costó por la sociedad en que vivimos, por el odio. Incluso ahora sigue habiendo bronca, mucha discriminación, y me costaba dar ese paso por eso”, nos revela Antho.

Pero un día pudo salir a la superficie y desengancharse de miles de anzuelos. “Realmente cuando lo conté, gracias a mis amigas, me sentí mucho más libre, tranquila, de saber que yo me merecía vivir este amor libre, sin ocultar. Muy feliz de haberlo contado, de haber transicionado, de decir <>. Eso es lo más importante, una no tiene por qué dar explicaciones”, nos dice, dándonos una lección de vida.

Y para finalizar, unas palabras más de Anthonela, palabras que no pueden ser más claras: “Poder casarnos es una felicidad absoluta, poder vivir este derecho que tenemos de unirnos como cualquier otra persona, porque por más elección sexual que tengas siempre sos una persona”.




Powered by Froala Editor

Powered by Froala Editor

Powered by Froala Editor

Powered by Froala Editor

Powered by Froala Editor

Comentarios