Lunes, 04 de Julio de 2022

Se vine el frío: ¿Cómo afecta a nuestro cuerpo y cómo nos cuidamos del Covid-19?

Con la llegada del otoño arranca la temporada de alergias y resfríos. Cómo cuidarnos, qué comer para estar más prevenidos y, esp3cialmente, cómo no caer en la psicosis del coronavirus.

Se vine el frío: ¿Cómo afecta a nuestro cuerpo y cómo nos cuidamos del Covid-19?
Lunes, 20 de Abril del 2020

Comenzó la época otoñal y con ella llegaron los primeros fríos. Se sabe, gracias a los especialistas, que las temperaturas bajas pueden ayudar a la propagación de diferentes virus, y en estos momentos está en la mira el virus Covid 19, por el cual los argentinos nos encontramos en aislamiento social preventivo y obligatorio. Pero ¿Por qué esto es así? ¿Cómo me cuido? ¿Cómo aumento mis defensas? 

Comencemos hablando un poco sobre el tiempo y los cambios de temperatura. Durante las últimas semanas la temperatura cambió de forma brusca y muchos se preguntaban por qué. Abril empezó con temperaturas templadas que oscilaron entre 20 y 23 grados; y de una semana a la otra la mínima durante la mañana bajó hasta los 3 grados. 

De la noche a la mañana tuvimos que acudir a las camperas, gorros, y algunos friolentos hasta guantes. En especial para aquellos que salían por la mañana temprano. Según un experto funense, Adrían Arquiola, este cambio brusco es totalmente normal. Se produce frente a un frío que viene desde el sur o suroeste y que a veces puede suceder de manera más tardía. Pero a veces puede aparecer de forma más temprana, como sucedió durante este particular 2020.

Para entender un poco más hay que saber que las diferentes estaciones del año se producen en función a la inclinación del eje de la tierra, por la cual van surgiendo las distintas temporadas del año. Lógicamente, las cuestiones meteorológicas dependen de la época del año y en dónde nos encontremos ubicados en el mundo. El eje de la tierra está inclinado a 23 grados y medio, lo cual refiere que en Argentina tengamos estaciones más marcadas en cuestiones térmicas.

Entrando un poco en cuestiones médicas, y relacionado a lo mencionado anteriormente, estas temperaturas bajas debilitan nuestro sistema inmunológico. Esto sucede porque, al producirse un cambio de temperatura, nuestro cuerpo tiene que adaptarse a ello, al igual que el sistema inmunológico y todos los sistemas que acompañan el funcionamiento de nuestro organismo. Las vías aéreas son las que se encuentran más expuestas a este cambio de clima y también deben adaptarse.

“El otoño es un periodo donde las vías aéreas están más susceptibles de sufrir el ataque de microorganismos, por eso hay que mantenerse con las defensas altas, es lo más importante a tener en cuenta”, destacó Silvina Sbarra, médica generalista.

Por otra parte destacó: “Ahora se suma el Covid 19, pero en realidad no hay que olvidar las alergias respiratorias, las gripes estacionales comunes. Lo más importante para cuidarse en esta época es comer de manera adecuada”.

¿Cómo podemos comer de forma adecuada para cuidar nuestro cuerpo? Hay que aprovechar e incorporar a nuestra dieta legumbres, hortalizas, frutas que aporten vitaminas y minerales esenciales. Alimentos como ajo, cebollas o miel, entre otros, que son conocidos por aumentar las defensas de nuestro cuerpo. También consumir alimentos que contengan aceites esenciales, es decir, alimentos que contienen “grasas buenas”: paltas, aceite de oliva, aceitunas, semillas de girasol, frutos secos, huevos, pescado. También son importantes aquellos alimentos que deriven de algo integral, puesto que ayudan a que nuestras defensas estén mejor preparadas para adaptarse al cambio.

Es cierto que en la época de invierno escasean más los alimentos frescos como las frutas y algunas verduras; y recaemos en comidas chatarras que tienen grasas saturadas, o a veces incorporamos jugos comerciales o gaseosas. Pero estos son alimentos que debemos evitar rotundamente ya que no aportan ningún beneficio para las defensas del cuerpo.

“En otoño y en invierno el cuerpo se encuentra con mayor vulnerabilidad. Hay menos alimentos disponibles, hay menos energía, hay menos luz solar, entonces todo eso hace que el cuerpo sea más vulnerable, aunque vale decir que específicamente en otoño es cuando las vías aéreas están aún más vulnerables. El metabolismo del cuerpo baja en invierno. Necesita comer más calorías para que el cuerpo siga funcionando al mismo nivel, y si no consumen esas calorías el cuerpo tiene que quedarse más quieto”, explicó la doctora.

Acompañado a una dieta saludable y adecuada es recomendable hacer actividad física. Es importante ejercitar el cuerpo, pero mucho más en épocas de bajas temperatura, ya que el ejercicio produce que la sangre circule mejor y se generan más y mejores defensas.

En síntesis, es importante mantenerse con las defensas altas en épocas de bajas temperaturas. Cuidarse lo más posible del frío utilizando la ropa adecuada y alimentarse de manera saludable para contribuir al buen funcionamiento de nuestro organismo.


Powered by Froala Editor

Comentarios