Sábado, 13 de Julio 2024
Lunes, 08 de Julio del 2024

¿Quiénes son los tres socios de Paséa, el futuro desarrollo frente al aeropuerto?

El dueño de la tierra se asoció con dos constructoras de Rosario. Proyectan abrir puertas en 2026. Una inversión que supera los U$S20 millones.

La semana pasada, InfoFunes adelantó en exclusiva detalles de Paséa, el shopping que estará ubicado frente al aeropuerto que tendrá más de sesenta locales comerciales, un cine, una universidad privada, un centro médico, un gimnasio con pileta semiolímpica, un hotel, oficinas y hasta casi cuatrocientas cocheras subterráneas.

El momento más álgido de la inversión -de más de US$20 millones- será en marzo del próximo año, cuando los desarrolladores esperan poder iniciar las obras. ¿Corte de cintas? Varios factores pueden incidir en el plazo, pero apuntan al Día de la Madre de 2026.

La pregunta que se impone es: ¿por qué la demora? La prefactibilidad de los Concejos de Funes y Rosario al proyecto -ubicado en un terreno sobre el límite de ambos municipios- fue otorgada en 2019, e incluso ya se abonó la plusvalía con la pavimentación e iluminación de Tomás de la Torre. Más allá de la pandemia, los desarrolladores cuentan que les costó encontrar al proyectista adecuado, por lo que se dificultó darle forma al masterplan.

En ese sentido, fue clave el ingreso de los nuevos socios. Los terrenos son de la desarrolladora GM Real State que preside Arturo Trini. Tiempo después, se sumaron dos constructoras al proyecto: Edeca y Pellegrinet. Pellegrinet fue la empresa encargada de edificar el Alto Rosario, por lo que propuso recurrir al estudio que diseñó ese shopping. Así fue que los socios decidieron confiarle la idea a PFZ, el renombrado estudio de los arquitectos Juan Pfeifer y Oscar Zurdo, quienes terminaron de darle forma a Paséa.

Los desarrolladores pretenden un espacio que tenga circulación constante de gente. El formato clásico de los shoppings solo con locales comerciales quedó antiguo, no solo por el crecimiento del comercio online sino también porque genera movimiento a partir de las seis de la tarde, cerca del fin de semana. Por eso, en Paséa buscaron que el proyecto esté repartido en tercios entre las áreas comerciales, la oferta gastronómica y los espacios de servicios como el gimnasio o la universidad. Además, las cocheras subterráneas buscan ganar espacio y privilegiar la vegetación.

Con el nombre también hubo reforma. Si bien hace unos años trascendió que se llamaría Aeropuerto Mall, la versión nunca caminó. Los inversores confiaron en la agencia de publicidad rosarina Ellecktra, conocida por tener clientes tales como Grupo Oroño, Transatlántica, Mercedes Benz, Porsche o Banco Santa Fe. Tras sacarle bolilla negra a Aeropuerto Mall o cualquier otro nombre con esas palabras, del brainstorming surgió Paséa, con la tilde.

 

Powered by Froala Editor