Sábado, 04 de Diciembre de 2021

Por primera vez en la historia de Funes una mujer está al frente de la Comisaría 23

Virginia Caamaño es, desde hace algunas semanas, la nueva jefa de la delegación local. Tiene 38 años, madre de cuatro hijos, una extensa lista de estudios académicos y sobre todo el objetivo claro de marcar una proximidad con el vecino, que permita crear lazos de comprensión y confianza.

Por primera vez en la historia de Funes una mujer está al frente de la Comisaría 23
Miércoles, 24 de Noviembre del 2021

Festeja la tribuna femenina local. Y no es para menos. A priori, la idea de que una mujer esté a cargo de la Comisaría 23 alegró a muchas, los códigos y la empatía entre mujeres, en los temas que refieren a delitos, existe. Quien haya realizado alguna denuncia alguna vez en su vida, o hablado con víctimas, lo sabe. 

Currícula y experiencia a la Lic. Virginia Caamaño le sobran. Voluntad, también. Eso logra transmitir en la entrevista. La mujer, que articula su vida personal y laboral siendo madre de cuatro hijos de entre cuatro y quince años, con su esposo que también está en las Fuerzas se muestra sincera en sus palabras: “Creo mucho en la comunión familiar, para mí ellos son todo y no se me dificulta llevar adelante mi carrera y mi familia”.

Caamaño llegó a la Seccional 23 hace unos meses para ocupar el cargo de Sub Jefe, y cuando el ex Comisario Raúl Acosta Gorosito fue ascendido, ella quedó al frente de la unidad. “Espero poder estar a la altura de las circunstancias, voy a trabajar a diario para que así sea” supo comentarnos.

- ¿Cuál fue tu recorrido laboral antes de llegar a la Comisaría 23 como subjefa?

Preste servicio en comisaría 26° de V.G.G. URII, donde di mis primeros pasos luego de egresar en el año 2005 de la Escuela de Cadetes de Policía, de allí pase a  Comisaría 4ta URII donde desempeñe funciones en oficina de disponible y sumariante,   pasados los años pase por el Instituto de Seguridad  Publica, donde fui Instructora y docente de los aspirantes a Policía en distintas   materias a fines a mi competencia académica, he llegado a tener hasta más de 250 cadetes  a cargo, donde dependían solo de mi Instrucción Policial. 

Luego preste servicio en Escuela de Especialidades dependiente del I.Se.P (como sub jefe) de allí  seguí en Escuela de Investigaciones como Jefe de Cuerpo, luego Comisaria 14ta URII como sub jefe y finalmente sub jefe de comisaría 23°.-

- ¿Llegaste a Funes sabiendo que posiblemente el ex comisario tenga el ascenso y vos quedes al frente? Si no lo sabías, ¿te sorprendió la propuesta?

No lo sabía, me sorprendió muchísimo.

- ¿Esperabas que se dé en un lapso de tiempo tan corto?

No, porque en mi anterior destino, que también ocupaba el cargo de sub jefe, estuve un lapso más de tiempo y no fue así, me reemplazaron directamente, asiqué no lo esperaba.

- ¿Cuáles fueron tus estudios o tus experiencias previas que forjaron tu metodología de trabajo? 

Mis estudios académicos son: Profesora Universitaria de nivel Superior y Secundario, Licenciada en Seguridad Publica, Técnico Superior en Seguridad Pública, Diplomada en Formación Profesional en Investigaciones Criminales, Diplomada superior Organizacional y Supervisión de Instituciones, Mediadora y actualmente me encuentro cursando las dos últimas materias de la Licenciatura en Organización y Gestión de la Educación.

De toda mi competencia y base académica siempre trate de marcar una diferencia en cada lugar donde me ha tocado estar, el proceso de enseñanza – aprendizaje es constante y el abanico de oportunidades es amplio, las posibilidades de poder hacerlo solo está en las ganas que tenga cada uno en la vida.

- ¿Cuál es la filosofía o metodología de trabajo que querés ejecutar en Funes?

Mi filosofía de trabajo se basa fundamentalmente en que desarrollemos nuestras actividades más próximo a los ciudadanos, es decir, que nos dediquemos con mayor esfuerzo a dialogar y escuchar activamente al vecino, para así poder detectar los problemas y necesidades de los que a ellos los perturba. Que estén en contacto permanente con nosotros y nos permitan crear lazos de comprensión y confianza, generando de este modo una retroalimentación continua, los cuales no tardaran en anoticiarnos al instante de sus inquietud o malestar por más ínfima que así parezca. Y así poder solucionarlo con eficacia. Con esta metodología de trabajo busco que el vecino pueda volver a verse reflejado en su Policía. Tomo una frase de Alejandro Magno que hago eco de ella en todo mi camino: “De la conducta de uno depende el destino de todos”.

- ¿Cómo es el día a día en la ciudad? ¿Más tranquilo de lo que pensabas o de lo que estabas acostumbrada o no?

Esta es la segunda semana que estoy transitando y sigo entre reuniones y presentaciones con los diferentes miembros de la comunidad, fui muy bien recibida por el Intendente de la Ciudad y su equipo de trabajo de la Sub Secretaria de Control Urbano, donde me brindan en todo momento su apoyo, para mí es muy importante el trabajo colaborativo y sobre todo motivador. 

Vengo trabajando de la ciudad de Rosario donde la gente pasa por al lado te choca el hombro y ni se da vuelta para pedirte unas disculpas prácticamente. Allá se vive muy a las corridas y por el contrario cuando llegue, a la Ciudad de Funes encontré esa calidad humana, en donde todo el mundo te da los “Buenos Días” pero a eso no lo llamo tranquilo sino educación.  Cada Ciudad vive un ritmo de vida diferente. 

- ¿Representa un desafío para vos estar a cargo de la seccional de una ciudad que tiene los reflectores puestos en ella en el último tiempo? 

Claro, que es un gran desafío para mí, en lo personal y en lo laboral aún más. El nivel de delitos actualmente que padece nuestra sociedad, son cifras alarmantes de casos que terminan escalando día a día, es por ello que como Titular de la Dependencia Policial no puedo dejar de conocer que es lo que atormenta al vecino, poder evaluar y analizar cada situación y actuar en consecuencia.

- ¿En tu rol de comisaria y mujer, sentís que se te juzga más?

No te voy a mentir, me siento con las miradas puestas en cada movimiento que ejecuto, pero todo lo que me propuse en la vida lo logre, y supere mis expectativas, asique si me juzgan por mi condición de mujer, ya no sería un problema mío sino del que lo hace. Tuve otra propuesta laboral y la dejé de lado, apostando a mi cargo actual.  

- Muchas mujeres deben de sentirse más cómodas a la hora de hacer una denuncia, sabiendo que una mujer lidera la comisaría, ¿qué les dirías? 

Les diría que el personal policial a mi cargo, está capacitado para tomar cualquier tipo de denuncia y sobre todo poder empatizar con ellas a la hora de recepcionar la misma, obviamente si es su deseo o si sienten más cómodas hablando con el responsable de la comisaria, siempre voy a estar dispuesta a recibirlas, pero que no dejen de denunciar, porque de eso se realizan en ésta dependencia las estadísticas de delitos en la zonas, y poder implementar  diferentes planes estratégicos dependiendo de  cada delito establecido.

Powered by Froala Editor

Powered by Froala Editor

Powered by Froala Editor

Powered by Froala Editor

Comentarios