Locas Flores se expande con el primer ciclo de talleres

person
calendar_today
El emprendimiento abrió sus puertas en septiembre del año pasado y ya piensa en nuevos horizontes.

Locas Flores es un emprendimiento funense que comenzó hace ya siete años, y se dedican a las ambientaciones con flores naturales para todo tipo de eventos, bodas, y cumpleaños de 15, entre otros. En septiembre del 2019 abrió las puertas de su local en el paseo comercial Funes Mall, con un espacio para conseguir flores frescas, aromatizantes de todo tipo, velas de soja, esencias, jabones artesanales, deco, plantas y obsequios variados.


Este año tienen como objetivo expandir sus ambientaciones, no solo contar con ese servicio para fiestas y grandes eventos, sino que Locas Flores llegue a empresas, consultorios, domicilios, con el objetivo de que los interesados puedan “con un pequeño detalle, cambiar su ambiente”.


Paralelo a su trabajo principal de ambientaciones y venta de deco y aromatización de todo tipo, las dueñas de Locas Flores decidieron abrir un espacio de interacción con los consumidores y clientes. Este espacio se trata de diferentes talleres de interés general y todo relacionado a ser amigable con la naturaleza y priorizar las manualidades y lo artesanal, con el objetivo de fomentar en la ciudad el emprendimiento.


Durante el año 2019 esta idea dio sus frutos con algunos talleres, comenzaron dictando un taller gratuito de huerta para niños, el cual tuvo muy buena repercusión sobre los niños y las madres.


Este 2020 se ampliarán un poco más y harán talleres muy variados en contenidos y para todas las edades.Se dictarán talleres sobre huerta en casa, literarios, sobre aromas y perfumes, entre otros.


“El eje de nuestro negocio es la ambientación y las flores naturales, pero decidimos ampliar un poco la visión, ya que nos dimos cuenta que todos nuestros proveedores y los que hacen productos para nuestro local, son en su mayoría mujeres emprendedoras. Fuimos ampliando la mirada de cómo queríamos trabajar, y quisimos brindarles algo a ellas también, darle una respuesta no solo a nuestras proveedoras sino también a nuestras clientas mujeres, además de poder lograr una coherencia entre quienes trabajan con nosotros y con quienes trabajamos nosotros”, amplió sobre el proyecto Norma Abrahan, dueña del local.


“Este año también le vamos a dar mucho enfoque a poder ambientar empresas, clínicas y diferentes espacios, ya que se perdió la flor como un objeto de decoración vivo, por eso creemos que es importante volver a esto, ya que detrás del cultivo de flores o de plantas hay mucha gente trabajando. Hay innovación y hay que innovar en ese mercado, hay que poder buscar nuevas flores, también poder hacer que todo lo que es autóctono pueda estar presente, ya que no es común su cultivación, y como estamos en un época en donde hay todo una vuelta a lo natural, desde nuestro lugar creo que podemos aportar por ahí. Tratamos de hacer una devolución a lo natural”, destacó la emprendedora.


El primer semestre del año ya tiene su calendario de cursos, a partir de la segunda quincena de febrero se abrirán las inscripciones y se revelarán días y horarios de los diferentes talleres que comenzarán en el mes de marzo. 


Los talleres que tendrán su espacio dentro de Locas Flores serán, literatura, literatura erótica, hierbas y escencias con cosmética natural, gastronomía, ambientaciones, acuarelas botánicas, comunicación, fotografía digital, creatividad e innovación y taller para emprendedores.


“La idea para este año en los primeros cursos es trabajar distintas temáticas en una única clase introductoria, con el objetivo de poder saber qué es lo que demanda el público. Fuera de que los cursos serán para todas las edades, queremos trabajar con un sector de mujeres de 40 para adelante, que son un público que tiene muy pocas propuestas, las mujeres grandes no cuentan con tantas propuestas como las jóvenes. Por otro lado también el objetivo es priorizar las técnicas más manuales para despertar al otro inquietudes artísticas más allá de que nunca haya hecho nada relacionado”, aclaró Norma.


Por otro lado Norma contó y destacó el éxito que tuvo el taller de huerta para niños: “El taller de niños nos dio muy buenos resultados, los chicos realmente estaban super concentrados, se portaron diez puntos. En el taller trabajaron reconocimiento de semillas, componentes de la tierra, indagaron en lo que ellos mismo sabían, sembraron semillas de rúcula y trabajaron con un plantin de tomate, y cómo cuidarlas con amor y entendieron rápidamente todo el concepto de cuidado de estos seres vivos. Trabajar con niños y con plantas es una manera de poder transmitirles valores y que ellos puedan reconocer su entorno”.

Powered by Froala Editor

Comentarios
CLUB