Sábado, 04 de Diciembre de 2021

La despedida de Héctor Bufarini: "He sido el profesor que quise y me dejaron ser"

Tras más de 40 años en la docencia, el profesor de Educación Física se jubiló y escribió una emotiva carta.

La despedida de Héctor Bufarini: "He sido el profesor que quise y me dejaron ser"
Martes, 26 de Octubre del 2021

Tras más de 40 años dedicados a la docencia, el profesor de Educación Física funense Héctor Bufarini se jubiló y escribió una emotiva carta de despedida en la que repasó su trayectoria y agradeció a quienes formaron parte de su vida profesional.

A lo largo de cuatro décadas, Héctor educó a chicas y chicos de numerosas instituciones: Seminario San Carlos Borromeo, el Colegio María Auxiliadora, el secundario y terciario del Instituto Paul Harris de Roldán, el Colegio Nazaret y el Seminario Salesiano.

"Me retiro dando gracias a todos, he sido el profesor que quise y me dejaron ser", escribió en la emotiva carta abierta con la que buscó despedirse de todas las personas con las que compartió su vida profesional.

"Cada 'aventura' tuvo la huella de quienes participaron: aquellos niños, jóvenes y también padres, para quienes se pensaba y planificaba,  cada campamento, Champaquí, Uritorco, viaje a Junín de los Andes o al Valle de la Inmaculada. Tantos viajes de estudio, fiestas del deporte en familia o de fin de año, maratones y bicicleteadas, jornadas deportivas, intercolegiales o torneos, natación escolar y las integraciones del área Estético-Expresiva con las alumnas y alumnos del profesorado", describió.

"Fueron más de 40 años dedicados a la formación física y deportiva de muchos alumnos y alumnas. He tenido la alegría de ser profesor de hijos e hijas de exalumnos  y exalumnas. Puedo hablar con orgullo de vocación, entrega y compromiso, de mucho tiempo dedicado, de coraje y responsabilidad, de riesgos. Fuimos abriendo camino con actividades impensadas para aquellos primeros años. Recuerdo muy bien a todos (imposible nombrarlos) los que se jugaron sin mezquindades, en cada sueño inquieto, en cada meta por cumplir", agrega en la carta.

"Hubo muchas cimas, trofeos y medallas, atrevidos saltos sobre el cajón, aplausos y felicitaciones disfrutados a pleno con los chicos y chicas. Pero no fueron experiencias o logros personales. Claro que no. En cada escuela los directivos y religiosos confiaron en mis propuestas; las comunidades educativas, docentes y personal no docente se sumaron y trabajaron incondicionalmente, codo a codo. Qué decir de tantos padres y madres, abuelos y abuelas… familias colaboradoras. No me olvido de los médicos que también acompañaron los viajes. Exalumnos/as que siempre estuvieron dispuestos a participar", suma.

"Todo para ofrecerles lo mejor a cada alumnado: experiencias de vida, aprendizajes, valores. Otros continuarán el camino con su propio sello, o mejor aún, darán nuevos pasos. Éxitos", agrega y cierra: "Mi último agradecimiento es para Adriana y los chicos. Nadie mejor que ellos saben de mi amor y mi pasión por la Educación Física".

Powered by Froala Editor

Powered by Froala Editor

Comentarios