Sábado, 20 de Abril 2024
Miércoles, 02 de Febrero del 2022

Hepatitis: Lo que hay que saber para no contagiártela

La hepatitis es una vieja conocida de todos. Una inflamación en el higado cuya tres variantes principales son la A, la B y la C. Enterate todo sobre esta enfermedad subdiagnosticada.

Una vez por mes el laboratorio IICT Labs, ubicado en Presidente Perón 1723 de nuestra ciudad, nos trae temas de  interés relacionados con la salud de las personas. Esta vez nos contarán lo más importante sobre una enfermedad de nombre muy conocido: la Hepatitis (en sus variantes A, B y C).

A continuación, compartimos un escrito de Gustavo Osimani, bioquímico del mencionado laboratorio, lugar en donde realizan todos los análisis necesarios para detectar estos virus así como realizar el seguimiento duranto los tratamientos.


Hepatitis significa inflamación del hígado. En la mayoría de los casos la hepatitis es causada por un virus. Existen varios tipos más de hepatitis virales, pero la A, la B, y la C son las más frecuentes.

El 50% de las personas con hepatitis crónica desconoce su diagnóstico. El test para las hepatitis A, B y C, permite iniciar un tratamiento oportuno y evitar la transmisión. La A y la B se previenen con vacunas. Los tratamientos para la B, en forma crónica, y para curar la hepatitis C son seguros y altamente recomendables.

Todo esto se hace mediante un tratamiento antiviral y un seguimiento por parte de un laboratorio bioquímico; obviamente que IICT Labs no solo hace el diagnóstico certero de la enfermedad, sino también el seguimiento durante el tratamiento.

Empecemos por la hepatitis A. Es causada por un virus que afecta al hígado. La vía de transmisión es vía oral fecal. Esto es por agua y alimentos contaminados con el virus de la hepatitis A. Y también por vía sexual, por sexo anal con penetración, o sexo anal oral.


¿Cuáles son los síntomas? Aparición repentina de náuseas, vómitos, falta de apetito, fiebre, malestar general, dolor abdominal y articular. En los primeros días la orina puede tornarse oscura y la materia fecal pálida o incolora. En las semanas siguientes puede presentarse un color amarillo de la piel y las mucosas, eso se llama ictericia. Todos estos síntomas son muy similares a los que se presentan en las otras variantes de la enfermedad.

El periodo de incubación, o sea el tiempo entre el contagio y la aparición de los síntomas, es de 28 a 30 días. En los niños menores de 7 años no provoca síntomas en la mayoría de las casos. En las personas adultas, el 25% de los casos no presenta síntomas.

¿Cómo se diagnostica? Con un análisis específico de sangre, al igual que en las otras variantes de la hepatitis.

Para la hepatitis A no hay un tratamiento específico. Se suele indicar reposo y no realizar actividades físicas en el transcurso de la infección. Es importante evitar el consumo de alcohol y medicamentos que pueden ser tóxicos para el hígado.

Formas graves de hepatitis A pueden generar fallas hepáticas fulminantes y requerir una internación (aunque es muy poco frecuente).

Si te diagnosticaron hepatitis A, durante las dos semanas siguientes al inicio de los síntomas es importante que sigas estas recomendaciones:

-desinfectar el baño después de cada uso;

-lavarse bien las manos, en especial después de usar el baño y antes de comer;

-no preparar alimentos para otras personas;

-evitar mantener relaciones sexuales que impliquen contactos anales;

-utilizar preservativos en todas las relaciones sexuales.

¿Cómo se previene? Con la aplicación de una vacuna, que es gratuita y está incluida en el calendario nacional de vacunación.

-----

La hepatitis B, a veces, puede causar daños graves y volverse una afección hepática crónica y desarrollar cirrosis.

¿Cómo se diagnostíca? Con un análisis de sangre que se recomiendo a todas las personas sexualmente activas.

¿Cómo se transmite? Principalmente por contacto directo con fluidos corporales, como semen, secreciones vaginales o sangre infectados con este virus. Son vías de transmisión frecuentes las relaciones sexuales sin preservativo, compartir agujas, canutos con personas infectadas o hacerse un tatuaje o piercing con material no descartable. No se transmite por salivas, sudor ni lágrimas. Las personas embarazadas pueden transmitir el virus durante el momento de la gestación. El periodo incubación es de 45 a 180 días.

Muchas personas que contraen esta enfermedad son asintomáticas. Cuando los síntomas aparecen estos puede ser: cansancio, nauseas o vómitos, fiebre o escalofríos, orina oscura y materia fecal incolora, coloración amarilla en piel y mucosas, dolor abdominal del lado superior derecho.

¿Cómo se previene? Vacunarse en la medida más efectiva ya que previene la infección en el 90% de los casos. Se aplica en 3 dosis.

----

La Hepatitis C se transmite a través de la sangre al compartir agujas o elementos cortopunzantes con personas infectadas.

Lo más frecuente es que se desarrolle de forma asintomática evolucionando hacia una enfermedad crónica que con el tiempo puede producir una cirrosis o un cáncer de hígado.

¿Cómo se transmite? Por contacto directo con sangre infectada.

La hepatitis C se puede curar. Hay medicamentos que permiten tratamientos cortos de entre 8 y 12 semanas y te curás en el 95% de los casos. Lo que sí, esta enfermedad no tiene vacuna para su prevención.


Powered by Froala Editor

Powered by Froala Editor