Jueves, 30 de Mayo 2024
Sábado, 15 de Julio del 2023

Guía para disfrutar del invierno y no enfermarse en el intento

La doctora pediatra Marcela Rusconi brindó algunas sugerencias para pasar las vacaciones de la mejor manera teniendo en cuenta algunos cuidados.

Guía para disfrutar del invierno y no enfermarse en el intento

Llegaron las tan esperadas vacaciones de invierno y por dos semanas padres y madres pondrán en juego su creatividad para que las y los niños lo pasen de la mejor manera, pero las bajas temperaturas pueden jugar una mala pasada. Es por eso que se deberán tener en cuenta algunos cuidados, tanto en el hogar como al salir de casa, para evitar algún tipo de enfermedad típica de estos días. La doctora pediatra Marcela Rusconi sostuvo: “Además de cuidar de los cambios bruscos de temperatura, y evitar los lugares con poca o nula ventilación, es una buena oportunidad para instalar métodos saludables, como la ingesta de frutas y verduras”. 

Ante la consulta de por qué nos enfermamos más en invierno, Rusconi explicó a InfoFunes: “El frío es el gran causante de la mayoría de enfermedades respiratorias asociadas al invierno y para afrontarlo, los cilios (pequeñas vellosidades) y mucosas nasales, son los integrantes del sistema de defensa natural que tenemos en la nariz. Este sistema pierde movilidad con el frío, impidiendo su función de control del paso de microorganismos que, en consecuencia, penetran más profundamente en el cuerpo. Al no cumplir su función, tampoco pueden calentar el aire para que éste llegue a los pulmones a la temperatura adecuada”. 

A su vez, enumeró como otros riesgos a contraer enfermedades la poca ventilación en las viviendas, o “contaminación domiciliaria por falta de ventilación”. “La permanencia en lugares cerrados en contacto con otros niños (cines, teatros o salones de juegos) facilita el contagio con personas infectadas, sumado a los cambios bruscos de temperatura”, agregó.

La alimentación en vacaciones

En estos días, los horarios se flexibilizan un poco más y al levantarse más tarde, puede que se salten algunas de las comidas diarias. Es por eso que la doctora indicó: “Las vacaciones modifican la rutina familiar propiciando malos hábitos alimentarios como omisión del desayuno u otras comidas, o la ingesta reiterada de alimentos chatarra. La alteración de los horarios de descanso, sobre todo en los niños, los anima a comer y beber productos ricos en grasas y azúcares. No obstante, las vacaciones pueden ser la oportunidad de poner en práctica hábitos saludables para todos los integrantes de la familia, y eso se logra planificando propuestas alimentarias en base a frutas, licuados, yogures, mezcla de cereales, frutos secos, mermeladas e infusiones con leche”.

En tanto, agregó que a pesar del frío, se pueden aprovechar estos días para “realizar actividades sociales o recreativas propias de las vacaciones, respetando las 4 comidas, especialmente desayuno y almuerzo e incorporar en la dieta infantil frutas y verduras ricas en vitamina A y C”.

Disfrutar dentro y fuera de casa

Precisamente, a la hora de pasear, la doctora sugirió precauciones a tener en cuenta como “limitar el contacto con personas enfermas, no olvidar lavar las manos con frecuencia, evitar que compartan utensilios y, sobre todo, chupetes; abrigarse sin exageración y cubrir boca y nariz al salir a la calle o a espacios libres”. 

Además, sostuvo que, a nivel general, es fundamental: “Ventilar diariamente las habitaciones, al menos 10 minutos, utilizar preferentemente estufas eléctricas o de gas, evitar ambientes con humo de cigarrillo y cambios bruscos de temperatura, mantener la casa templada, sin exagerar (ya que el organismo utiliza mecanismos propios de reguladores de adaptación al frío) y conservar un adecuado nivel de humedad en la vivienda, porque el ambiente seco agrava las enfermedades respiratorias”. 


Powered by Froala Editor

Powered by Froala Editor