Lunes, 17 de Junio 2024
Lunes, 02 de Enero del 2023

Especial para InfoFunes: Cambios planetarios 2023; Júpiter, planeta social y gran benéfico

Cambios, nuevas expectativas y renovación de energía. El nuevo año trae consigo mucho para decir. ¿Cómo influyen los astros y cómo éstos pueden cambiar nuestras vidas? Informe completo a cargo de Cristina Giménez.

El 21 de diciembre del 2022 Júpiter, el planeta de la expansión y la prosperidad, retornó al signo de Aries, donde estuvo entre mayo y octubre del 2022, para continuar transitando todo el signo hasta el 16 de mayo del 2023. A partir de esa fecha, el benéfico mayor ingresará al signo de Tauro, signo de tierra. 

Los signos de fuego, Aries, Leo y Sagitario, recibirán esta benéfica influencia favorable desde el comienzo del año hasta el mes de mayo del 2023. Contarán con mayor optimismo y mejores posibilidades. A partir de mediados del mes de mayo y por el resto del año, la influencia expansiva y benéfica de Júpiter será favorable para los signos de tierra: Tauro, Virgo y Capricornio.

Como el elemento fuego, por donde transitará Júpiter hasta mayo es afín al elemento aire, también las personas con planetas en este elemento se verán beneficiadas. A partir de mayo con el ingreso de Júpiter a un signo de tierra esta influencia la recibirán también los signos de agua, elemento afín a la tierra.


Otro tránsito para tener en cuenta es el largo paso de Marte, el planeta de la acción y las batallas por el signo de Géminis. Él mismo ingresó a Géminis a finales de agosto del 2022 y seguirá en dicho signo hasta el 24 de marzo, fecha en la que ingresará a Cáncer. Marte estará retrógrado hasta el 12 de enero del 2023. Con Marte en el signo Géminis puede haber mayor movimiento y comunicación, expresiones verbales más directas y punzantesPero también habrá mayor dificultad para sostener las decisiones, ya que en este signo es más variable. Mayor tensión, ansiedad pueden o nerviosismo a nivel mental ir de la mano de Marte por el signo de Géminis. Habrá que prestar más atención a la hora de conducir, evitar maniobras imprudentes y cuidarse de robos, charlatanes o embaucadores (aspectos negativos). Los signos mutables, Virgo, Sagitario y Piscis pueden sentirse más inquietos o tensos con este tránsito.

El signo en el que Venus, planeta del amor y la armonía, visitará más tiempo durante el 2023 será el signo de Leo. El pequeño benéfico en este signo traerá satisfacciones personales a este signo desde el 5 de junio al 10 de octubre.


Los cambios planetarios más importantes se darán a partir de marzo del 2023. 

El 20 de marzo del 2023, a las 18.25, con el ingreso del Sol a Aries, comienza el nuevo año astrológico, como ocurre todos los años.

Pero además este año en el mes de marzo habrá dos cambios planetarios muy importantes. Saturno ingresará a Piscis después de dos años y medio que transitara Acuario. Plutó , el más lento de los planetas transpersonales, ingresará al signo de Acuario, dejando atrás al signo de Capricornio donde estuvo desde el año 2008.

Saturno , el planeta de limitaciones, impedimentos y responsabilidades del destino, ingresará a Piscis a partir del 7 de marzo, dónde mejorará dos años y medios. Recién en el 2026 dejará el signo definitivamente. Tendrá en la vida de los individuos según sus mapas de nacimientos pero también a nivel social y colectivo.

Coincidirá su ingresa con la luna llena de Virgo y en tensión con Marte, indicando una etapa conflictiva y de luchas. Este ciclo de Saturno moverá el eje, Virgo Piscis. Salud, alimentación, la limpieza de la tierra y el agua, entre otros temas.

Saturno  estuvo en Piscis entre el año 1993 hasta el año 96, con retrogradaciones. En los 90 comenzó la privatización del Río Paraná (hidrovía), el impacto socio ambiental en las poblaciones no se tuvo en cuenta, sacrificado por los agronegocios. Cumplirá un ciclo con el retorno de Saturno a Piscis en los próximos dos años. Los temas asociados con los humedales, el agua, la escasez o el intento de apropiación de ese recurso, su contaminación, entre otras cosas estarán más presentes con este tránsitoPiscis, asociado al mar ya las grandes aguas. La negación de lo que es vital, los problemas asociados a las drogas, la exclusión social, el maltrato a la naturaleza, serán temas relevantes. Ya que Saturno se puede mostrar como escasez, faltante, empobrecimiento o restricción. 

Piscis es el último signo del zodíaco, donde las partes se fusionan en el todo, la ilusión de separatividad se disuelve, lo que afecta a una parte afecta al todo, es el signo de la espiritualidad y el amor universal. Saturno en este signo pone trabas o diques dónde tienen que haber fluidez, niega esa realidad trascendente o muestra falta de empatía por el sufrimiento ajeno, falta de comprensión emocional o sensibilidad. 


En relación a la vida de los individuos, el planeta de las pruebas kármicas, llegará durante el grado 7 de Piscis (primer decanato) el 2023. Saturno en Piscis  será favorable para los signos de agua, Cáncer y Escorpio, a los que les dar más aplomo y perseverancia. Pondrá a prueba a Virgo, Géminis y Sagitario. 

Los que tengan el Sol y otros planetas en el primer decanato de Géminis, Virgo y Sagitario, pueden sufrir algunos obstáculos en esta etapa.


Plutón , planeta generacional y de transformaciones profundas, ingresará a Acuario, dónde estuvo desde el año 2008 para ingresar al signo de Acuario.

Cambio importante, ya que a diferencia de Júpiter y Saturno, planetas sociales, Plutón es un planeta transpersonal, de influencia marcadamente colectiva o masiva. Desde el 2023 al 2044 transitará Acuario. Signo asociado a los comunitarios y al mundo de las ideas.

Permanecerá todo el año 2023 en el comienzo del signo de Acuario, grado 0. En el mes de junio regresará a los últimos grados de Capricornio para reingresar y permanecerá en Acuario a partir de enero del 2024. Por lo que 2023 será la antesala de importantes cambios a nivel mundial. 

El lento e implacable Plutón, planeta asociado al poder, a la destrucción y renacimiento, al mundo subterráneo o de la oscuridad, es también el que limpia de raíz, trayendo a la superficie lo que tiene que ser eliminado.

Acuario como signo de ideas e innovaciones traerá fuertes cambios en la organización social y política de las sociedades. Mayor poder de los movimientos sociales, ideologías cerradas como aspecto negativo, organizaciones secretas. El control mental de los individuos a partir de la tecnología e internet. La conquista del espacio. 

Los otros dos planetas transpersonales seguirán en los signos que vienen transitando. Urano, planeta del despertar y los cambios drásticos o sorpresivos, seguirá su paso por el signo de Tauro. Dejará de estar en tensión con Saturno, como estuvo los dos años anteriores, acompañando un cambio de escenario a nivel mundial.

En relación con la vida de los individuos, los signos fijos: Tauro, Leo, Escorpio y Acuario, estarán menos presionados. Urano, también influencia dura transformadora, movilizará a los recién nacidos en el segundo y comienzo del tercer decanato de estos signos, que ya no tendrá la influencia restrictiva de Saturno.

Neptuno seguirá en el último decanato de Piscis, influencia favorable para los signos de agua.


Cristina Giménez, especial para InfoFunes

Powered by Froala Editor