Viernes, 01 de Julio de 2022

Maltrato y abuso infantil: unas 700 denuncias al año en la provincia

Esta cifra corresponde a los casos que ingresan a la subsecretaría de Derechos de la Niñez, Adolescencia y Familia de Santa Fe. Un dato que se destaca es que muchas niñas y adolescentes presentan las denuncias por iniciativa propia. "Esto tiene que ver en un avance evidente desde la educación y mayor información que se les está ofreciendo para que sepan como actuar", dijo Marcela D'Angelo, titular de la dependencia.

Maltrato y abuso infantil: unas 700 denuncias al año en la provincia
Martes, 22 de Noviembre del 2011
Del total de las denuncias relacionadas a la vulneración de los derechos de los niños que ingresan al año a la Subsecretaria de los Derechos de la Niñez, Adolescencia y Familia de la Provincia de Santa Fe, el 20 por ciento corresponden a casos de abuso y maltrato infantil en los que es necesaria una intervención para separar a la víctima del grupo familiar. Este porcentaje implica unas 700 denuncias de un total de 3.500 según lo confirmó a Cruz del Sur Marcela D'Angelo, titular de esta dependencia. 

"En la mayoría de los casos solamente es necesaria una intervención del 1º nivel, es decir un acompañamiento a los padres y chicos en relación a problemáticas referidas a la salud o educación, entre otras cosas, pero en el caso de maltrato de abuso, se hace una intervención de 2º nivel en la que se toman medidas excepcionales como la de alejar al niño o adolescente de su familia y reubicarlo temporalmente e instituciones públicas o privadas hasta que la justicia resuelva el caso", explicó D'Angelo. De estas denuncias, en el 80 por ciento de los casos se registran antecedes de ya sea de maltrato o abuso. 
 
Para la subsecretaria no hay una generalidad en estos casos en cuanto a las edades o estratos sociales, sino que estos flagelos están insertos en todos los niveles de la sociedad. Pero sí hay un indicador común que es que los agresores son miembros de su entorno familiar más cercano. "En los casos de abuso se están detectando más denuncias de adolescentes, tanto hombres como mujeres, y también de niñas de entre 8 y 12 años. Esto tiene que ver en un avance evidente desde la educación y mayor información que se les está ofreciendo para que sepan como actuar, que sepan que tienen que denunciar los que les pasa", aseguró D'Angelo. 

En relación a las muertes de dos bebas, una en Rosario y otra en el norte de la provincia,  que fueron brutalmente golpeadas, y una de ellas violada, la funcionaria aseguró que estos hechos tienen que ver con otro modo de violencia de género, en la que los chicos quedan en medio de una disputa entre los padres, o parejas de sus madres, y sufren en carne propia la venganza de uno de ellos hacia el otro: "Muchas veces las madres tienen conocimiento de las agresiones pero no denuncian porque están insertas en una situación de opresión que no reconocen, ellas mismas son violentadas y no pueden pedir ayuda". 

Por esto, destacó el papel importante que juegan quienes están cerca de las víctimas como instituciones y vecinos quienes deben tomar "la responsabilidad de comunicarlo, un rol fundamental que implica un compromiso social".

Casos recientes en la provincia

El último caso que se dio a conocer este fin de semana fue el de la muerte de una niña de tres años tras haber sido violada y golpeada salvajemente en la localidad santafesina de Guadalupe del Norte. Por este crimen está detenido un hombre de 20 años, el concubino de la madre de la beba. La golpiza le provocó la fractura de cinco costillas y contusiones en todo el cuerpo. Su mamá la encontró todavía con vida y fue trasladada al Hospital Central de Reconquista pero falleció antes de llegar. 

La semana pasada la ciudad de Rosario se vio conmocionada por la muerte de una beba de 10 meses que se produjo después de haber estado internada durante varios días en el Hospital Víctor J. Vilela por ser golpeada por su padre.  La beba ingresó al hospital con un cuadro de pero cardiorrespiratorio y estuvo internada en terapia intensiva. Fue la madre quien finalmente relató lo que realmente había pasado: la golpiza fue un castigo por parte del padre. 

A principios de octubre, hubo otro caso que fue de conocimiento público. Un chico de 14 años denunció a sus padres de haberlo golpeado después de que les mostrara su libreta escolar con bajas calificaciones. 

Comentarios