Sábado, 25 de Mayo 2024
Sábado, 22 de Abril del 2023

"Vendíamos cospeles, procesábamos reclamos y recuerdo que el mayor movimiento era la consulta de la guía"

Héctor Carbonari tiene 62 años y es empleado de Funescoop desde hace 20 años, es reconocido por su gran trayectoria. Muchas familias de Funes conectan desde hace más de 60 años a través de la cooperativa y aquí la historia de uno de sus trabajadores.

Hector entró en Funescoop en el año 91, haciendo reemplazos en las cabinas públicas durante los periodos de vacaciones.

“En el año 2003 tras una vacante pude quedar efectivo. En esa época apuntábamos la duración de la llamada en un libro, hacíamos transferencias internacionales a mano, hasta que fue computarizado todo ese procesamiento. También vendíamos cospeles, procesábamos reclamos y recuerdo que el mayor movimiento era la consulta de la guía.”

Tiempo después pasó a trabajar en monitoreo de alarma (en ese momento era un servicio nuevo), hasta que en 2007 fue derivado a manejar el pañol, stock de mercadería en depósito, repartiendo las facturas y la guía telefónica, todo esto en bicicleta. Responsable de casi el 50% de los clientes de funes.

“El objetivo era que la factura este por lo menos una semana antes del vencimiento y los sistemas no eran los de ahora, por lo que teníamos que hacer todo lo más rápido posible sin importar si hacía calor o frío. Tengo varias mordidas de perros como recuerdo. La verdad que siempre fue una tarea en la que me sentí cómodo, me gustaba mucho cumplir ese rol y dialogar con los vecinos y socios.”

En diciembre de 2021 a raíz de un problema de salud, Héctor perdió una de sus piernas, le tomó 10 meses rehabilitarse y un gran esfuerzo para recuperarse anímicamente. Por suerte pronto llegó la prótesis ortopédica que reemplaza la pierna. “Luego de adaptarme a mi pierna nueva, la cooperativa me dio la posibilidad de comenzar otra vez con mis tareas y objetivos, cosa que me hizo muy bien para ir agarrando confianza y esforzarme para ser independiente.”
Hoy en día Carbonari cuenta con una bici nueva y gracias a ella está practicando para próximamente retomar su rutina de andar en bicicleta.

“Es mi deseo poder mejorar a mis 62 años y poder continuar con mis tareas diarias, jubilarme siendo útil para la cooperativa. Hoy siento que me cambió la vida y estoy muy feliz por eso.”

Powered by Froala Editor

Powered by Froala Editor

Powered by Froala Editor

Powered by Froala Editor