Martes, 30 de Mayo 2023
Viernes, 28 de Abril del 2023

Qué lindo es dar buenas noticias


“Qué lindo es dar buenas noticias”. Así terminaba un viejo e histórico spot publicitario del ex presidente Fernando De la Rúa. Hablaba en ese entonces de cuestiones económicas, decía entre frases sin sentido ni autocrítica que “los esfuerzos dieron sus frutos”. El cierre de aquella historia es sabida, triste y dolorosa.

Dice un magma simple de la comunicación que si se dan buenas noticias la opinión pública pensará automáticamente que pasan cosas buenas. Es un recurso válido, pero quedó en el tiempo. Hace muchos años, cuando la información era territorio sólo de los medios tradicionales, esa máxima podía tener su lógica. Hoy, no.

En tiempo de redes sociales, de medios alternativos, de canales de noticias 24/7 y hasta de grupos de vecinos que se informan entre sí a través de mensajes de WhatsApp no se puede tapar el sol con un dedo.
Eso, lamentablemente, intentan hacer las fuerzas policiales de Funes. Y, para colmo, buscan hacerlo a través del medio más importante y leído de la ciudad: InfoFunes.

Desde hace mucho tiempo, las fuerzas de seguridad local –Comando Radioeléctrico y Policía- han decido informar solo hechos considerados “positivos”. Así, sólo aparecen en el diálogo diario con las fuentes policiales cosas como “recuperamos una bicicleta robada” o “detuvimos a un chico que estaba haciendo ruido en la calle”. Hechos menores, que dejan de lado aquellos episodios que Funes, como absolutamente todas las ciudades del Gran Rosario, padecen casi a diario.

Buenas noticias, buenas sensaciones. Parece que esa es la estrategia. Pero la sensación es radicalmente otra. Funes no es una isla, no está ajena a los hechos de violencia, a los robos, incluso a las entraderas. Pasan y, mea culpa, este medio informa esos hechos cada vez que tiene posibilidad de reunir la información necesaria para hacerlo. No siempre se puede.

No es objetivo de este escrito poner a Funes en un lugar que no ocupa. La ciudad, afortunadamente y gracias al buen trabajo de fuerzas de seguridad y Municipio, no está ni cerca de padecer la violencia inusitada que vive Rosario. Pero tampoco es el parque de Disney Word durante un día feriado.

Es obligación de las fuerzas de seguridad de la ciudad comprometerse, primero que nada, con el bienestar de los vecinos y vecinas. Y es obligación, también, difundir aquellas informaciones que no comprometieran su accionar. La primera obligación parece estar encaminada, la segunda ni cerca.

Powered by Froala Editor

Powered by Froala Editor

Powered by Froala Editor

Powered by Froala Editor

Powered by Froala Editor