Martes, 16 de Agosto de 2022

Nacieron en una clínica clandestina de Funes, fueron separados al nacer y se reencontraron de adultos

Sebastían y Mariano son gemelos idénticos que crecieron como hijos únicos. La vida los cruzó en varias oportunidades y un ADN confirmó lo que sospechaban: eran hermanos.

Nacieron en una clínica clandestina de Funes, fueron separados al nacer y se reencontraron de adultos
Viernes, 17 de Diciembre del 2021

Los gemelos, Sebastián Juárez y Mariano Joison, nacieron el 1ro de abril de 1977 en una clínica clandestina ubicada en la ciudad de Funes y fueron separados y adoptados por dos familias diferentes quienes nunca les contaron la verdad. La vida los cruzó y a los 24 años luego de varias sospechas confirmaron por un ADN que eran hermanos, años más tarde también encontraron una media hermana por parte de su madre biológica.

Todo comenzó cuando los jóvenes tenían 14 años y se encontraron en un boliche luego de que sus propios amigos los confundieran a la salida del baño. Según contaron en un reportaje en el noticiero de Telenoche coincidieron el mismo día en un boliche de la ciudad de Rosario al salir uno de los de Sebastián confundió a Mariano con él y en el momento descubrieron que el parecido entre los dos era sorprendente, que tenían la misma edad y que habían nacido el mismo dia. Con la inocencia de la edad no se dieron cuenta de la situación y lo tomaron como que tenían un “doble”. 

“Vos me podrás preguntar ‘¿y cómo no te diste cuenta de que había algo raro?’. Y bueno, yo tenía 14 años y nunca había sospechado nada: hacía 14 años que era hijo de mis viejos; Mariano lo mismo. Nunca me imaginé semejante historia”, explica. “¿Viste que dicen que todos tenemos un doble en algún lugar del mundo? Bueno, para mí era mi doble, y vivía justo acá, en Rosario”, contó Sebastián en Telenoche.

Años más tarde, en el 2001 hubo un segundo reencuentro directo, luego de haberse cruzado varias veces en diferentes oportunidades por la calle. Sebastían se había anotado en un gimnasio en al cual también iba un amigo de su hermano, en un primer momento intercambiaron algunas palabras, y luego de un par de días el amigo de Mariano le “abrió la cabeza” haciendo hincapié en lo parecidos que eran. Allí fue cuando Sebastían decidió contactarse con Mariano a través de este amigo, acordaron un encuentro y luego de eso decidieron hacerse un ADN que confirmó que eran gemelos idénticos.

Luego de un tiempo a través de un “test ancestral” que se puede realizar a través de una ONG de hijos de padres desaparecidos, Sebastían y Mariano descubrieron que tenían una media hermana llamada María Grazia Quintana por parte de su madre. 

Ahora los tres buscan conocer la verdad, llenar “esa página vacía” y conocer su historia completa. “En el libro de mi vida me falta la primera página que la tengo en blanco y que necesito saber que es lo que pasó desde que salimos desde el vientre de nuestra madre biológica hasta llegar a los brazos de padres afectivos, esa parte es el interrogante”, finalizó Sebastían en la nota con Telenoche. 


Powered by Froala Editor

Powered by Froala Editor

Comentarios