Martes, 27 de Septiembre de 2022

Una historia de superación personal: Federico Gronda, de padecer una enfermedad a ser deportista extremo

El atleta local habló en exclusiva con InfoFunes. “Siempre me preguntan qué habría sido de mi vida si no me hubieran diagnosticado diabetes y contesto que sería exactamente igual, no cambiaría nada”, expresó. Además, sus entrenamientos diarios, sus próximos objetivos y una conmovedora promesa familiar para el 2023.

Una historia de superación personal: Federico Gronda, de padecer una enfermedad a ser deportista extremo
Lunes, 12 de Septiembre del 2022

Federico Gronda es otro de los funenses que trae consigo una conmovedora e interesante historia de vida para contar. De 49 años, es arquitecto, padre, está casado y lleva tiempo instalado en la ciudad de Funes. Desde muy chico, le fue detectado diabetes, patología con la que convive gracias a un intenso y meticuloso tratamiento diario. Sin embargo, esto no le impidió que pueda seguir adelante con su gran pasión: los deportes extremos. A lo largo de su vida, participó en múltiples certámenes de diferentes disciplinas, teniendo como gran hazaña haber corrido su décimo Tetratlón el pasado 27 de agosto. 

Desde los 15 años que convivo con la diabetes. Me fui armando mi caja de herramientas y educándome gracias a los congresos que organizaba la Federación Argentina de Diabetes. Ahí me encontré con gente que tenía mi mismo problema y aprendí a vivir con esto, a formarme” , dijo Gronda en una charla exclusiva con InfoFunes. “ Con el paso del tiempo, empecé a hacer deportes más complejos. Primero con los triatlones, después pasé a las carreras de aventuras de multidisciplinas, hice el cruce de Los Andes y la vuelta a la isla de Florianópolis corriendo, también viajé al Sur en bicicleta por más de 650 kilómetros. Cada vez me fui volviendo más competitivo hasta llegar al día de hoy que corrió mi décimo tetratlón”, agregó.

El Tetratlón de Chapelco es una competencia deportiva que combina cuatro disciplinas: esquí, mountain bike, kayak y running. El mismo, se realiza en uno de los escenarios naturales más impactantes del Parque Nacional Lanín, el Cerro Chapelco y el pueblo de San Martín de los Andes, con un recorrido total de aproximadamente 85 kilómetros. Gronda inició su camino en este certamen allá por el año 2005, cuando, gracias a la invitación que le hizo un laboratorio de insulina, participó cinco años de manera ininterrumpida

El primer año que corrí, mi problema no era ser diabético, sino no saber esquiar. Me invitaron a participar sin que alguna vez me haya montado unos esquís, pero en tres días de clases aprendí. Fue una locura, ahí empezó mi carrera”, sostuvo Fede.

Tras ello, el funense estuvo algunos años alejados de la actividad, hasta que, en 2016, retomó y no paró más, llegando el pasado 27 de agosto a correr su décimo Tetratlón, sobre el cual expresó: “Fue una linda experiencia, el clima nos ayudó muchísimo a los que no somos locales. El esquí fue fácil, fluido, y el mountain bike muy pedaleable, lo cual hizo que no nos saquen mucha ventaja. Después, el lago estaba muy picado, se dieron vuelta 100 embarcaciones. Yo apliqué todo lo que aprendí remando de chico y pude completar la etapa de la mejor manera, posicionándome bastante adelante”. 

Cuando apoyé el bote en la costa al regreso, tenía una alegría bárbara. Fue la etapa más complicada de todos los tetra que yo corrí”, agregó. 

Por otra parte, Gronda contó acerca de sus entrenamientos diarios, los cuales, en gran parte, los realizados en la ciudad de Funes: “Excepto cuando tengo que hacer pendiente, que me voy a la bajada Escauriza, estoy siempre acá; todo lo que es fondo lo hago en la represa atrás de Kentucky, o entreno cerca de donde yo vivo. El canotaje también lo hago en Rosario, pero mi centro principal de entrenamiento lo tengo en Funes, donde cuento mi profe que me ayuda ”.

En tanto, el funense habló sobre el rol que tiene el deporte en su vida: “Para mí, sigue siendo una parte muy importante. Quizás no tan competitivo como antes, pero lo considero un pilar fundamental para mi tratamiento, y para también dejar mi cuerpo sano, sin ningún tipo de patología producida por un mal control metabólico de la diabetes. Hoy mi principal motor es mi familia”.

Además, dejó un mensaje para quienes padecen su misma enfermedad: “La idea es darle una luz de esperanza a todas las personas con diabetes, especialmente a los padres que chicos tienen con esta patología, que cuando se los diagnostican sienten que se les viene el mundo abajo, lo cual es lógico porque a mí me pasó. Yo trato de demostrar que, con herramientas y conducta, uno puede hacer una vida completamente normal como la que tenía antes de ser diagnosticado con diabetes”.

Siempre me preguntan qué habría sido de mi vida si no me hubieran diagnosticado diabetes y contesto que sería exactamente igual, no cambiaría nada”, agregó.

Por último, Gronda reveló destaca sus nuevas metas deportivas, realizando una promesa muy emotiva para el 2023: “En cuanto a lo que se me viene, el próximo 9 de octubre voy a correr el medio IronMan de Rosario por 16° vez. Es un certamen que también me encanta; al estar tan cerca todos te pueden ir a ver y eso es buenísimo. Espero poder llegar de la mejor manera”.

La promesa que tengo es el año que viene correr el Tetratlón de Chapelco con mi hijo Juan, que también es deportista como yo y en ese entonces va a tener 16 años. Esta es mi carrera preferida, realmente una experiencia hermosa”, concluyó Fede. 

Powered by Froala Editor

Powered by Froala Editor

Powered by Froala Editor

Powered by Froala Editor

Powered by Froala Editor

Comentarios