Jueves, 17 de Junio de 2021

Las pibas a la cancha: el fútbol femenino se instala en Funes

Dos equipos de fútbol femenino de la ciudad, el de San Telmo y el de Defensoras, están participando de la Liga de Fútbol Rosarina que comenzó el 28 de marzo.
Las pibas a la cancha: el fútbol femenino se instala en Funes
Lunes, 12 de Abril del 2021

En 2019 la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) y Futbolistas Agremiados anunciaban la profesionalización del fútbol femenino en el país. Esto le dio un marco legal a un deporte que en los últimos cinco años viene en levantada y permitió poner en agenda temas como contratos, sueldos, federalización y demás.

Como sucede en muchísimos ámbitos, Funes es una de las ciudades que llevan el ritmo en el Gran Rosario y con el fútbol femenino así pasa. Hace apenas unas semanas, la funense Micaela Bianchi fue noticia por firmar su primer contrato profesional como arquera en Rosario Central.

Este fue un hecho significativo para el club San Telmo que la vio crecer, primero jugando al vóley y luego jugando en la primera femenina de fútbol y a su vez la convirtió en referencia para muchas categorías.

Tanto la primera de Defensores como la del San Telmo están jugando en la Liga Rosarina y cada vez más mujeres se acercan a participar y lo que es más importante aún, muchas niñas se interesan por el fútbol, cuando antes era un espacio reservado para varones o estaba “mal visto”. 

“Por la experiencia que tengo dentro del deporte como formador, la gran diferencia entre el fútbol femenino y masculino, pasa por tema de inicio en el deporte, los varones adquieren formación desde los 4, 5 años mientras que las chicas en su gran mayoría empiezan ya pasando los 15 años” explica José entrenador del Telmo.

Y según Matías, quien hace lo propio en Defensores, que el inicio del deporte en unos y otras sea en etapas tan diferentes, marca una diferencia en la velocidad del juego: “Los varones por venir o por hacer futbol de chicos están acostumbrados a otro ritmo, pero las chicas de a poco van encontrando el ritmo “.

 El grupo que representa a Defensores, se viene armando desde finales del 2019 y si bien la pandemia complicó las cosas el año pasado, este 2021 repuntó mucho y son aproximadamente 16 chicas las que entrenan dos veces por semana, martes y jueves por las noches.

“Estar jugando en la Primera C de la Liga Rosarina significa un gran paso para el club cómo institución. De estar acostumbrados durante años a ver siempre al varón jugar al fútbol en las ligas de la zona, que se empiece a fomentar el fútbol femenino y ser parte de eso, es un orgullo” cuenta Mati.

Por su parte, en San Telmo, el grupo femenino viene con un proyecto de varios años, y a través de que la Asociación Rosarina de Fútbol lo llevó de manera formal a competir hace tres años, a excepción del año pasado que también se vio interrumpido. Entrenan lunes, miércoles y viernes.

“A mediados de 2018 se formaron las categorías de sub 12 y sub 15 con encuentros recreativos con otros clubes de Rosarina. Ya este año se están formando las categorías de sub 10 y sub 16 los cuales no participan todavía. La diferencia es que las categorías más grandes juegan en cancha de 11, siendo que las más chicas en cancha de baby” explica José Luis a IF.

Sobre si el fútbol femenino supone una moda pasajera o no, ambos entrenadores consideran que es un deporte que llegó para quedarse “uno no estaba acostumbrado a verlo acá en la zona, se veía más en el exterior o en ciudades más grandes y está bueno que se abra camino. Antes era raro ver en una cancha mujeres jugando, pero ahora pasas por cualquier cancha y se ven mucho más que antes. Y al que le gusta el fútbol muchas veces se quedan mirando esos partidos” dice Matías.

Y José agrega “está cambiando en todos lados, tanto en los clubes como en los colegios, ya desde chicas empiezan a tomar conocimientos del fútbol y se inician a más temprana edad, seguramente en unos años esto se va a notar y mucho”.

“Es algo que comenzó y se va a quedar no tengo dudas. Hoy se visibiliza mucho más. A los que nos toca estar hoy aportando en esto, estamos agradecidos que así sea. Desde ya hay mucho potencial en la cuidad, empezando con Mica Bianchi que dio el puntapié a lo que es el fútbol profesional. Las chicas de San Telmo la toman como una referencia y el club está muy contento por su presente. Le deseamos lo mejor”.

Hace tiempo que argumentos como que el fútbol femenino “no vende“, “no llama”, o “no es masivo”  comenzaron a caerse y en Funes hay grupos y clubes que están, de a poco, haciendo camino, para que las nuevas generaciones tengan un espacio más donde participar y representar a la ciudad. 



Powered by Froala Editor

Powered by Froala Editor

Comentarios