Domingo, 14 de Julio 2024
Martes, 21 de Abril del 2020

La odisea de los odontólogos durante la cuarentena

Si bien el rubro fue uno de los autorizados a retomar actividad por Nación, en provincia sostienen que los riesgos y los costos son altos. Obras sociales y prepagas miran para otro lado.

La situación fue descripta como "insostenible" por profesionales locales. Desde el lunes, el gobierno Nacional habilitó a once nuevas actividades que podían trabajar, una de ellas fue la atención odontológica, pero a nivel provincial aseguraron que “las condiciones no estaban dadas”.


Por tal motivo, Santa Fe no se adhirió a esa decisión y se definió que se continúe con un protocolo de atención restringida a prácticas de emergencia o urgencias impostergables. Para explicar esto, tanto representantes del Colegio de Odontólogos, como profesionales locales, resumieron: “la cercanía del odontólogo con la boca del paciente es de 50cm, muchos tratamientos implican que la saliva y la sangre del paciente se esparza por todo el consultorio”. 


A lo riesgoso de la atención se suman los protocolos de prevención que demandan gran cantidad de tiempo, doble limpieza y desinfección antes y después de la visita del paciente, “con suerte podemos atender a dos pacientes durante la mañana y dos durante la tarde”, reflexionaron los profesionales.


A esta cadena, se le suman dos puntos que fueron los que mayor malestar generaron a profesionales y pacientes: para poder atender, el odontólogo debe contar con todo un módulo que consiste de gran cantidad de elementos descartables (cofia, cubre botas, bata, gafas, máscara, papel film, etc.) para él, para el paciente y para los equipos. 

Los costos de cada uno de esos kits, por estos días superan los $1000 y las obras sociales y preparas no reconocen ni los kits ni los tratamientos realizados al paciente durante los días de aislamiento, obligando a los profesionales a asumir esos costos o trasladarlos al paciente. 


Por todo esto, la resolución final fue posponer todas las atenciones que no sean “urgencias absolutamente impostergables”, es decir, se atenderá a urgencias y con turno previo para poder preparar los consultorios con todas las medidas de bioseguridad establecidas para proteger la salud de los pacientes, los profesionales y sus respectivas familias.

Powered by Froala Editor

Powered by Froala Editor