Viernes, 12 de Abril 2024
Jueves, 18 de Noviembre del 2021

La construcción sigue en alza y va a la par de la compra venta de terrenos en Funes

A diferencia de otras épocas en donde los terrenos se mantenían en desuso a modo de resguardo, hoy el M2 verde empuja casi de manera lineal la inversión en ladrillos.

El mercado de la construcción vive, desde hace algunos años, un buen momento pese a las dificultades que presentó la pandemia y sus restricciones. El valor del M2 sufre incrementos mes a mes, pero sigue en precios competitivos en relación a la compra venta de inmuebles y la opción de construir sigue marcando la rentabilidad y empujando un sector que es motor económico en la ciudad.

“En los últimos años la demanda fue y sigue en crecimiento. Hoy, con un valor del M2 cercano a los 700 dólares promedio, conviene construir. Históricamente el valor del M2 estuvo cerca de los 1000 U$S, y hoy una calidad intermedia puede partir desde los 500 U$S en relación a la diferencia del valor del dólar, teniendo en cuenta que tenemos dólar oficial y dólar blue y que algunos valores se manejan a precio oficial por lo que compensan costos”, explica uno de los arquitectos de la constructora Emprender, que desde que abrió algunos años atrás su oficina en la ochava de Galindo y Fuerza Aérea, se posiciona como una de las empresas que más empuja la obra privada en la ciudad.

“Tenemos muchos clientes que a la par que concretan la compra de un terreno están ya averiguando o cerrando un plano de obra para comenzar la construcción. La mayoría lo hace a la par de la seña del terreno”, aseguran y confirman la tendencia de una inversión directa a la par que la compra de un terreno. 

Desde CEO Constructores coinciden: “Funes viene con todo, la venta de los lotes es un éxito y la construcción lo sigue a la par. La gente compra e inmediatamente construye, mucha gente se volcó a venir a vivir a Funes, una ciudad que cobró otro impulso y que ahora suma infraestructura y obras. La verdad que ese empuje se nota en su atractivo, los loteos dan una rentabilidad importante evidentemente y la gente ya no compra terrenos a modo de inversión, creo que la mayoría de los que compran construyen a la par y lo hacen para vivir acá”, explica su titular, Marcelo Prosperi.

En el contexto actual y desde que comenzó la pandemia sobre todo, muchos deciden tal vez vender un departamento en Rosario, moverse rápido a comprar un terreno y construir. “Esa venta en dólares permite hoy empezar una obra, en particular nosotros como firma trabajamos con contratos en pesos, fijos, sin recargo, sin intereses y sin ajustes de ningún tipo. Ese es un plus que logramos con un contrato con la firma y pago del 50% a modo de anticipo, con el que nos aseguramos congelar la mayoría de los materiales y aguantar el precio hasta el final de la obra, entre 10 o 12 meses después mientras se finalizan pagos en cuotas”, explican desde Emprender.

En CEO confirman que el gran fuerte de la construcción se está dando, por lo menos para la firma, al interior de los barrios cerrados. Con viviendas de alta calidad constructiva y amplias dimensiones, el valor del M2 sigue por debajo de sus valores históricos y si bien los movimientos en precios son constantes, el juego de la diferencia de precios entre dólar oficial y blue marca una diferencia que acompaña el rendimiento de la inversión.

“Hay momentos que conviene construir más que comprar, este momento es así desde hace unos dos años con esta tendencia y continúa”, coinciden ambas firmas constructoras locales.

Powered by Froala Editor