Sábado, 04 de Diciembre de 2021

Empezaron haciendo hamburguesas en un quincho: hoy son líderes en la ciudad e inauguran local sobre Ruta 9

Casi dos años atrás, en diciembre de 2019, Santiago daba los primeros pasos de su negocio de delivery de hamburguesas. Dos años después, y una pandemia de por medio, The Bistec House inaugura un local sobre Ruta 9 y otro en la zona más top de Rosario.

Empezaron haciendo hamburguesas en un quincho: hoy son líderes en la ciudad e inauguran local sobre Ruta 9
Martes, 02 de Noviembre del 2021

La idea disparadora de “The Bistec House” enseña que, muchas veces, no hacen falta motivos muy trascendentales para encarar un proyecto y que alcance el éxito, es así que Santiago Marino cuenta: “La idea de emprender con una hamburguesería surge porque siempre que me quería comer una burger, me tenía que ir hasta rosario”.

Y sobre los inicios, Santi, que por ese entonces tenía 24 años relata: “Arrancamos en diciembre del 2019, los primeros pedidos se hicieron en un quincho, con una plancha de cocina y una freidora”.

En ese momento, él trabajaba en relación de dependencia en una oficina en Rosario y tardó poco en darse cuenta del crecimiento vertiginoso que estaba teniendo el emprendimiento, así que decidió dedicarse full time a Bistec. 

El paso de una dark kitchen, con delivery exclusivo como motor fue vertiginoso. En dos años apostaron a abrir local que sumó la opción de Take Away en General Paz y Moreno, y hoy los encuentra inaugurando un local con atención al público y mesas al aire libre sobre Ruta 9 y Los Pumas, a pasos de Garita 9, y otro en la zona más exclusiva de la gastronomía rosarina, en Alvear al 700.

En relación a los conocimientos previos que tenía, se sincera “Tenía conocimientos en cocina, para armar las recetas y elegir los mejores productos. De calidad y que me gusten. Pero no tenia ni la mínima idea de todo lo que conlleva el día a día, los problemas que surgen antes, durante o después de la hora de servicio de la cocina. Pero con todos los golpes que nos dimos fuimos experimentando y aprendiendo”. 

Según relata; en el camino pudieron acomodar cada vez más el servicio y el producto, sin quedarse quietos “Siempre se sigue buscando, mutando e innovando, no hay que quedarse atrás. Ahora hace un tiempito cambiamos el pan de papa tradicional que se está usando en muchas hamburgueserías por el pan de calabaza, para darle una vuelta de rosca; estamos muy contentos con el producto”.

Son pocas las personas en Funes que no probaron o escucharon hablar de las burguers de TBH, no sólo por el hecho de que la atención y el producto se destacan, sino también porque muchos de los jóvenes que trabajan en la hamburguesería son chicos y chicas de Funes de toda la vida, un negocio que nació y creció acá, atendido por gente de acá que ahora exporta su producto a Rosario, cuando siempre la dinámica fue al revés.  

Por mencionar algunos números, empezaron entregando entre 40 y 50 pedidos semanales y actualmente entre las dos sucursales despachan 500. “El recorrido fue largo y muy rápido a la vez, duro, con muchos altibajos. Lanzamos nuestra marca y a los meses ya nos estábamos mudando porque no nos alcanzaba el espacio de la cocina para la cantidad de pedidos que sacábamos”. 

“La clave del éxito fue la constancia y tener un objetivo bien en claro: armar un grupo de trabajo lindo, que se lleve bien y que sea agradable trabajar todos juntos. Por suerte lo logramos. Y eso se ve reflejado en nuestra atención, en nuestro producto y en el trato con el cliente” resume.

Y en ese sentido aclara que si bien todo fue muy rápido y no logró imaginar que TBH iba a llegar a ser lo que es hoy, tanto él como todo el equipo que hay detrás le pusieron mucho empeño: “Ofrecemos un producto y un servicio que nos gusta muchísimo a nosotros, y tratamos a los clientes como nos gustaría que nos traten, eso también ayudó muchísimo a nuestro crecimiento y posicionamiento”. 

Hace muy poquito desembarcaron en Pichincha con un local con atención al público y en días el nuevo proyecto que encararon fue abrir con atención al público en Funes también, ya que actualmente es sólo con envío: “Nuevamente, nos vamos a mudar de local y abrir en uno nuevo. Estimamos que sea para octubre o noviembre” adelantó. 

En referencia a lo que significa emprender, más aún siendo tan chico, Santiago reflexiona “Diría que es un desafío muy grande, que por más que sea difícil hay que dejar las inseguridades de lado y encarar lo uno quiere. Hay que cumplir los sueños que uno proyecta, es difícil, son caminos largos con muchas eventualidades, pero se puede. Hay que ser constante y rodearse de gente que te empujen a seguir adelante, te motiven y te apoyen”.

Finalmente, sobre las posibilidades que brinda Funes y el boom gastronómico que vive la ciudad, el dueño de Bistec considera que haber lanzado su marca en Funes fue la clave, “nunca proyecté hacerlo en otro lugar. Es mi ciudad de toda la vida, donde están mis amigos, familia y un público que conozco. “Por suerte la gente aceptó muy bien el producto y le gusta, nos acompaña y se siente a gusto, eso es lo que más me importa”.

Powered by Froala Editor

Powered by Froala Editor

Powered by Froala Editor

Powered by Froala Editor

Powered by Froala Editor

Comentarios