Domingo, 22 de Mayo de 2022

El primer auto helado de la región está en Funes y es un éxito

En el local de Río en Tierra Chica los pedidos se resuelven vía delivery, por mostrador y también desde el vehículo. Pasan cientos de autos por semana.

El primer auto helado de la región está en Funes y es un éxito
Lunes, 24 de Enero del 2022

Desde hace algunos meses funciona en la ciudad el primer auto helado de la región, único en su formato para la venta exclusiva de helados. La idea surgió desde Helados Río, firma rosarina que cumple 50 años y que cuenta con sucursales propias en Rosario, Funes y Roldán, todas bajo distintos esquemas comerciales: locales tradicionales, trailers, puestos móviles en shoppings y el exitoso auto helado local.

“No esperábamos la respuesta que tiene, realmente un éxito, le va muy bien”, asegura Andrés Ríos, actual titular de la firma con medio siglo de trayectoria y segunda generación de la familia de heladeros artesanales. “Lo abrimos pensando sobre todo en que podía ser algo innovador, no pensando siquiera que podía irle tan bien. Realmente nos sorprende, por día pasan decenas de autos, los fines de semana sobre todo”, asegura el empresario.

El proyecto surgió como una idea a la que le venía dando vueltas desde hace un par de años, y el local de Tierra Chica, la galería comercial sobre Ruta 9, fue la oportunidad para concretarlo. Ubicado estratégicamente lindero al ingreso del estacionamiento y con una dársena propia, los vehículos pueden ingresar, pedir a través de un altavoz, abonar y retirar el pedido en un mismo circuito que demora escasos minutos. De allí a continuar viaje, helado en mano. 

“A la gente le calzó bien el sistema. No hay que bajar ni estacionar, a muchos le resulta hasta más práctico que un delivery”, explica Ríos y asegura que “sin dudas lo replicaría" en otros puntos.

No será durante este 2022 en el que, luego de abrir seis sucursales en los últimos años, la firma decidió apostar a un fuerte posicionamiento y consolidación de marca impulsado por su 50 aniversario. Pero sí a futuro, cuando continúen con su proyecto de expansión bajo formatos comerciales novedosos, tal como se propone Río Helados.

Río Helados nació con la heladería que Miguel Ríos abrió en Mendoza y Constitución, en el año 72´y no fue hasta el año 94’ que abrieron su segundo local en Pellegrini y Pueyrredón. En esas primeras décadas la marca era reconocida por sus recomendaciones: el boca en boca funcionaba tanto como los sabores que ofrecían.

Andrés, segunda generación de la familia de heladeros, se sumó a la empresa en el 2010. “Desde ahí empezamos a abrir distintos locales, todos propios porque no queremos que nadie maneje la marca ni la mercadería más que nosotros. Somos muy celosos de la materia prima porque el helado es un producto que tiene que tener una excelente cadena de frío, un cuidado especial. Nuestros empleados están todos capacitados para que el producto que se sirva sea como debe ser, para que un producto que no cumple el estándar se retire, para no dejar nunca de lado la calidad”.

De sus dos únicos locales en Rosario pasaron a contar con ocho sucursales en Rosario, Funes y Roldán. Todas propios y cada una con su impronta. ¿Qué tienen en común? Salvo los originales, las nuevas sucursales se emplazan en espacios comerciales que les permiten combinar dos factores: la propuesta comercial: trailers, puestos móviles, contenedores o auto helados; y la sinergia de funcionar “junto a otras firmas”. Así es como Helados Río se consigue en Fisherton Plaza, City Center o  Paso del Bosque; o en el tráiler que tienen en el bar Hipólito de calle Irigoyen, el auto helados de Tierra Chica o el contenedor que asentó en Punto Roldán, parque de food Trucks de la vecina ciudad. “Creemos fuertemente en la sinergía, es una decisión de hacer fuerza por mantener sucursales propias y trabajar con otros”, cerró.

Powered by Froala Editor

Powered by Froala Editor

Powered by Froala Editor

Comentarios