Cambiar de cara y locación, pero mantener la calidad como premisa

person
calendar_today
La Perla de Funes se renovó en plena pandemia y sus nuevos dueños decidieron apostar a la ciudad y a la marca, superando el desafío que suponen las restricciones para el rubro gastronómico.

El nuevo local, ubicado en San José 1636, se presenta mucho más chico que el anterior, pero con un aire completamente renovado. Más moderno, íntimo y alegre. “Nuestra intención era darle un toque moderno manteniendo la calidez” cuenta Manuel.

Las flores y hojas del cartel y del mural que pintaron le dan un toque tropical al local, justo en frente de la Plaza San José. “La calidad de la mercadería de La Perla es excelente, por eso quisimos mantener todo eso e ir incorporando cosas nuevas” cuenta el nuevo dueño que junto a su pareja se pusieron al frente del comercio.

Sobre el desafío de comenzar en plena pandemia y crisis mundial, sumado al rubro elegido –bares, cafeterías y restaurants fueron muy golpeados por las medidas de aislamiento y prevención- Manu cuenta: “por suerte la gente de Funes acompaña, muchos clientes siguieron la marca y muchos otros se sumaron o volvieron a confiar”.

Tres o cuatro mesitas son las que están al frente de la panadería y cafetería a la espera de que la gente se pueda volver a sentar en ellas a disfrutar de la temporada y de sus productos. Mientras tanto retirar y el delivery sin cargo, son las opciones que están brindando.

“Trabajamos todo el tipo de panificación, facturas, los churros que son buenísimo, el pastel de manzana también tiene muy buenos comentarios y hacemos tortas a medida para cada ocasión. Estamos muy felices por apostar a nuestra ciudad” finalizó Manuel.


Powered by Froala Editor

Powered by Froala Editor

Comentarios
CLUB