Martes, 25 de Junio 2024
Miércoles, 29 de Mayo del 2024

Quiso proteger a su mascota de un perro violento y terminó con nueve puntos en las manos

Su propio can fue mordido en el cuello por el atacante. Ella se metió, pero sufrió heridas de consideración. Fue cerca del centro de salud Maradona.

La del viernes no fue una tarde más. Cerca de las 15.30 una joven que hace un año se mudó a Funes en busca de tranquilidad, en la zona del Country Profesional, decidió sacar a pasear a su perro por el barrio pensando que así terminaba con una ajetreada semana laboral. Pero no fue así. 

Sobre calle Maiztegui se encontró con un perro vecino, que tiene a mal traer a varios de la zona, y atacó a su perro por la espalda, al cual no soltó el cuello de su mandíbula por varios minutos. 

En la desesperación, la mujer (que pidió mantener su identidad en reserva) quiso sacar a su perrito de entre esos dientes y su propia mascota la mordió tres veces en ambas manos, donde hoy tiene 9 puntos en total. "Las mordidas no me dolían, era tal la desesperación de sacarlo de entre esos dientes que no pensé en el dolor. Grité mucho pidiendo ayuda hasta que una chica en bici se acercó y me ayudó”, relató.

Y continuó: “En un momento atiné a agarrar los testículos del perro vecino, porque una vez leí que así sueltan lo que tienen en la boca y así fue. Entonces esta chica y un señor que pasaba me llevaron al Maradona porque vieron que estaba toda ensangrentada".

Según describió, el can “es una mezcla entre pitbull, dogo o algo así”, tal recordó, “tiene el pecho blanco y el  lomo atigrado”.

Es más, entre las curaciones diarias que recibe en el centro de salud conoció a otro vecino que se va a atender por su pierna, también mordida por el perro en cuestión. "No entiendo por qué los dueños lo tienen afuera, es muy peligroso. Deberían sacárselo porque puede pasar una desgracia" señaló a InfoFunes la mujer atacada.

Mientras tanto, pide que cada vecino que fue atacado por este ejemplar haga la denuncia, agradece a los que la ayudaron en ese instante y sus jornadas laborales son ahora mucho más largas que las previstas, dado que realiza homeoffice y sus manos, con tantas vendas y daños, no se desempeñan de la mejor manera.

Con respecto a lo ocurrido, si bien se supo que Salud Animal y la policía actuaron de inmediato, los dueños en principio negaron su rol y luego se les labró la multa correspondiente, pero es sabido que Salud Animal no tiene el poder de retirar el perro de mano de sus dueños, a menos que intervenga fiscalía.


Powered by Froala Editor