La rotonda del Murray, una metáfora absoluta de la ciudad

calendar_today
La obra de adoquinado que iba a hermosear el espacio está detenida hace meses y en la tierra que se colocó para cortar el tránsito creció pasto silvestre.

La obra emplazada en Tomas de la Torre y Pellegrini empezó hace varios meses. La construcción de sendas peatonales adoquinadas, entre tantas otras obras destinadas a hermosear la emblemática zona de Funes, es hoy un mero recuerdo.

Elecciones perdidas, dilatados conflictos municipales y reiterados paros hicieron que una imponente pila de adoquines sea hoy simplemente un estorbo para el paso.

Y en el lugar central de la obra una pila de tierra que llegó ahí tras tareas de remoción de suelo se convirtió primero en la forma que eligió la Municipalidad para cortar el tránsito. Y hoy, meses después, se convierte en un floreciente reservorio de vida salvaje.

La ciudad jardín tiene hoy en pleno centro de su casco urbano una pila de tierra. Y ha pasado tanto tiempo allí que le ha crecido pasto.

Powered by Froala Editor

Comentarios