Sábado, 13 de Julio 2024
Miércoles, 10 de Julio del 2024

El consumo de carne cayó a su nivel más bajo en 100 años, ¿Cómo se refleja en Funes?

Un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario establece que el consumo de carne vacuna en 2024 será el más bajo desde que se cuenta con datos.

A pesar de la desaceleración en los precios a principio de año, el consumo de carne de vaca en Argentina caería al nivel más bajo de los últimos 100 años según un Informe de la Bolsa de Comercio de Rosario que, en base a estimaciones, sitúan el consumo de carne bovina per cápita del 2024 en torno a los 44,8 kg, es decir, ocho kilos y medio menos que en 2023 y casi 13 kilos menos que hace una década (2014).


Además, la BCR prevé que el consumo total de carnes vacuna, aviar y porcina también se reduzca a 105,7 kg. por habitante, 10 kilos y medio menos que el año pasado, y que por primera vez en la historia el pollo equipare el lugar de la carne de vaca en la mesa de los argentinos. Mientras tanto, el cerdo también sufriría un incremento en el consumo del 1,1% respecto al 2023 motivado además, en el caso de Santa Fe, por la incorporación de los cortes de cerdo al acuerdo de precios de referencia que lleva adelante el Gobierno Provincial.



Desde la entidad, aseveran que la baja en el consumo de carne vacuna se debe a un proceso histórico de reemplazo de ésta por otras fuentes proteicas que se ve acentuado por la recesión económica haciendo que los consumidores opten por pollo y cerdo debido a sus precios.


En este marco, desde InfoFunes nos comunicamos con tres carnicerías de distintas zonas de Funes para ver si estas estimaciones se reflejan o no en la ciudad.


En una carnicería ubicada en las cercanías del colegio María Auxiliadora no ven variaciones en el consumo de carne de pollo, vaca o cerdo en el local y creen que las estadísticas de la Bolsa de Comercio pueden no reflejarse en Funes por el poder adquisitivo de la población que es mayor al de otras ciudades. “Lo que sí vemos es que a fin de mes la venta cae” planteó para cerrar uno de los trabajadores del local.


Por el contrario, en un establecimiento del lado sur de la ruta 9 la realidad es bien distinta. “el consumo de carne vacuna y en general todo el consumo descendió bastante por la crisis” contó el propietario del local quien al ser consultado acerca de la migración de los ciudadanos hacia el pollo, cerdo o a cortes más baratos como reemplazo aclaró que “es muy leve” y que lo más común entre sus clientes es optar por comprar menos. “Yo por suerte soy propietario y no tengo tantos gastos pero sostener el local se vuelve complicado” concluyó.


En la misma línea, una de las trabajadoras de otra carnicería consultada planteó que se ve una baja marcada en el consumo de carne en general: “a la gente le cuesta mucho comprar hasta un pedazo de bife y te piden siempre lo más económico”. Además, la joven explicó que la tendencia en el local es llevar menos cantidad o elegir cortes de carne más baratos antes que pasar al cerdo o al pollo que “rinden menos y también han aumentado mucho” 


Powered by Froala Editor