Funes

El boom inmobiliario que tiene a Funes como el oasis del Gran Rosario

person
calendar_today
La ciudad tendrá una migración sin precedentes en esta temporada. Lugares como Funes ofrecen un respiro y un transitar más llevadero en época de confinamiento.

Algo cambió a nivel mundial este año y es que el Covid19 mantiene confinadas a millones de personas en cada país. En Argentina, el aislamiento preventivo llegó en marzo, lo que supuso un retraso en la curva de contagios masivos, pero no logró evitarlos y por estos días el país alcanza picos máximos.

Las personas se encuentran “agobiadas” y con una sensación de “hartazgo” e “incertidumbre constante”, esperando la tan ansiada vacuna. Según muchos psicólogos, las consultas por estrés y ansiedad predominan este año.

La realidades y dinámicas cambiaron bruscamente, medidas de seguridad e higiene constantes para trabajadores esenciales, jornadas más extensas para quienes implementaron el teletrabajo, familias que no saben cómo ni cuándo abrirán nuevamente escuelas y jardines, rubros enteros muy golpeados y la lista continúa.

Estas realidades generalizadas fueron y son transitadas de diferente manera. Para quienes debieron hacerlo en las grandes urbes y quienes tuvieron la suerte de hacerlo en pueblos o ciudades más chicas, como Funes, que cuenta con características como parques, distancias cortas, verde y mucho demás.

En Rosario, muchas familias se vieron obligadas a cumplir el confinamiento en departamentos, sin una terraza o un balcón, sin espacio suficiente para compaginar el teletrabajo, con las clases virtuales y sin un espacio de juego o recreación para los niños.

Si algo quedó claro es que el aislamiento se lleva mejor en Funes y eso es algo que los funenses, sabemos reconocer y agradecer. Todo esto, generó un movimiento. Y muchos rosarinos comenzaron a plantearse un cambio de vida.

 En los últimos meses se registró un auge sin precedentes en las solicitudes para adquirir propiedades temporales o permanentes en varias ciudades del Gran Rosario. Y Funes lidera la lista, según la Cámara de Inmobiliarias.

De hecho, sólo en los primeros meses de encierro se dispararon las búsquedas de viviendas: “En mayo y junio tuvimos la mayor cantidad de reservas de propiedades para la temporada, algo que se empezaba a dar recién en septiembre u octubre”, cuenta Emiliana, de JC y Asociados.

Este “retorno al mundo rural” es objeto de estudio a nivel mundial por sociólogos y antropólogos que vienen notando como la pandemia permitió que muchas personas se cuestionaran su forma de vida y pensaran en ir a vivir “a las afueras de las grandes ciudades”.

“Es sorprendente la demanda, la gente quiere venir a instalarse en Funes o Roldán desde octubre hasta marzo del año próximo. Años anteriores recibíamos llamados por 15 días o un mes, los llamados que estamos recibiendo hoy son por la temporada completa o seis meses” profundiza Emiliana.

Se le suma al encierro un escenario poco claro para lo que serán los destinos turísticos locales. Por tal motivo, la opción de una casa en Funes o Roldán con parque y pileta representa un verdadero oasis. 

“El mercado cambió mucho y las inmobiliarias también tuvimos que adaptarnos e incentivar a los propietarios a que se adapten. Las casas en Funes tienen que estar amuebladas y equipadas al nivel que una casa en la costa, porque los valores están muy similares”, analiza Diana de Bunino Inmobiliarias.  

Este análisis, responde a que años anteriores las casas de “fin de semana”, estaban semi equipadas o equipadas con los muebles, la vajilla y los electrodomésticos que no se utilizaban más en sus domicilios principales.

Actualmente, los alquileres en la ciudad varían de 50 a 100 dólares por día, dependiendo claro, de los metros cuadrados, la pileta, el quincho, la galería, los servicios y demás comodidades que ofrezca o no. 

Y, como “oportuncrisis” siempre en Argentina, las referentes de las inmobiliarias coinciden en que muchos propietarios aspiran a obtener un rédito desmedido por las propiedades: “Siempre tratamos de hacerlos entrar en razón y si no lo hacen, no las tomamos y ahí es cuando comienzan a ofrecerlas por su cuenta”.

“Esto trae aparejado muchas irregularidades y hasta estafas. Quien no alquila a través de un agente inmobiliario corre el riesgo de alquilar una propiedad al mismo tiempo que otras tres familias como ha ocurrido años anteriores”, hacen hincapié desde Bunino Inmobiliarias.

“Hay muchas personas averiguando para comprar en Funes, o intentando permutar casas en Funes o Roldán por propiedades en Rosario, y si bien nosotros disponemos esa modalidad, en esta época es difícil de concretar” relatan de JC y Asociados.

Si la crisis sanitaria se dilata o el panorama sigue siendo tan incierto, habrá más gente que prefiera vivir -o estar en los próximos meses- a una distancia prudencial del epicentro del problema en la provincia, y aquí está Funes.

Pero, ¿Funes está preparado en infraestructura y servicios para hacerle frente a la mayor cantidad de visitantes de toda su historia? Un breve repaso por el top five las principales quejas de los ciudadanos actuales nos dice que no.

Luz, agua, servicios de internet, recolección de residuos, cajeros automáticos; nada fue suficiente en veranos anteriores. Y en las últimas semanas algunos de los ejes mencionados significaron un dolor de cabeza para más de un vecino. Como lo fue el incendio de la estación transformadora del Aeropuerto, que dejó sin servicio eléctrico a las localidades de Rosario, Roldán, Funes y Soldini.

Desde la Empresa Provincial de la Energía (EPE), aseguraron que se puso en marcha un plan de mantenimiento preventivo para evitar grandes fallas en la temporada. “Estamos trabajando en un plan de mantenimiento preventivo, sobre todo en las instalaciones más sobrecargadas, haciendo el repaso de los niveles de carga, con hincapié en Funes y Roldan” afirmaron autoridades.

Por su parte, desde el Municipio, se mostraron optimistas “estamos haciendo todas las gestiones para llegar bien al verano y que la población cuente con presión de agua y suministro de luz que son las dos grandes demandas”.

“El Paseo de la Estación estará concluido para el verano, continuamos con las obras de cloacas, las obras hídricas y la pavimentación de calles, entre otras cosas, para que el turista y el vecino pueda pasar una temporada tranquila”, aseguró Maximiliano García, Secretario de Planeamiento.

Sobre la gestión, el funcionario remarcó que todos estos trabajos continúan su rumbo a pesar de haber faltantes de materias primas, de estar trabajando con muchas bajas por la Pandemia y a pesar de los paros municipales. 

Consultado sobre los servicios de recolección de residuos y riego de calles, -otros puntos débiles en temporadas anteriores-, el Secretario de Planeamiento dio a conocer que incorporaron nuevos regadores y que, de seis que había, pasaron a contar con quince, por lo que el riego de las calles no debería suponer un problema.

En cuanto a la recolección de residuos, anticipó que se implementará una nueva modalidad de recolección para residuos domiciliarios, conciliada entre Planeamiento y Medio Ambiente que se dará a conocer en las próximas semanas, “creemos que traerá agilidad” remarcó. 

El éxodo muchos rosarinos a Funes no es un fenómeno nuevo, pero la crisis del Covid-19 ha fortalecido esa tendencia y sin dudas el virus aceleró un proceso inevitable durante la próxima década. 

Nuevamente uno cae en la incógnita sobre si la ciudad y quienes están al frente de las instituciones, que deben garantizarle al ciudadano una temporada en paz, estarán a la altura. Los días de calor, nos avisan que pronto lo sabremos. 


Powered by Froala Editor

Powered by Froala Editor

Comentarios
CLUB