Funes
Por Vanesa Fresno

Del estreno a la desidia: a pocos meses de inaugurarse, hay pozos en Illia

person
calendar_today
En julio se anunciaba el fin del arreglo de una de las principales arterias de la ciudad, luego de interminables meses de haber estado cerrada. Pero, a cuatro meses de la buena nueva, se rompió.

La obra de repavimentación de Arturo Illia (ex Avenida Fuerza Aérea) fue quizás la obra más esperada por los vecinos de Funes que a diario rompían sus vehículos o sufrían accidentes por lo intransitable que se tornaba.

Más allá de la importancia estratégica que representaba en cuanto a conexión con Rosario y el Aeropuerto, había comenzado siendo un proyecto ambicioso que planteaba, según palabras del mismo intendente “repavimentar los 7,5 metros de ancho por 4,5 kilómetros de largo que tiene la Avenida, y luego llevarla a 14 metros de ancho, con un boulevard central”.

La licitación –realizada dos veces- la primera, fallida, y la segunda que tuvo como ganadora del concurso a la empresa Obring, destinó más de 50 millones de pesos a las obras realizadas en el tramo que buscaban poner fin a los 204 pozos que se imponían a lo largo y ancho de la arteria desde el arroyo hasta Irigoyen.

El pasado julio, el Municipio de Funes dio por terminada la obra de repavimentación total de Avenida Arturo Illia, la cual se desarrolló en cuatro etapas y según aseguraron, contaba “con un pavimento de alta calidad”, afirmación que hace desconfiar de la veracidad de esos dichos, viendo los pozos que se generaron con tan sólo cuatro meses de uso.

También, era el mismo Diego León Barreto el que aseguraba por aquel entonces: “Hemos terminado esta obra en tiempo récord, demostrando una vez más que cumplimos todo lo que les prometimos a los funenses. Nos ha costado conseguir el presupuesto proveniente de Nación para poder iniciar la repavimentación, pero esa espera valió la pena y hoy en día contamos con un acceso a la ciudad seguro y de calidad, como Funes se merecía. La demora fue ajena a nuestra responsabilidad, pero aun así no podíamos evitar sentir el compromiso de cumplir con esta obra”.

Si bien la obra se inauguró, los trabajos no se completaron y prueba de eso es el gran cartel que todavía decora la rotonda, donde puede verse una imagen que dista mucho de la realidad: iluminación led, delimitación de la calle y banquinas, son parte de las mejoras que aun brillan por su ausencia.

Los últimos tres años de Avenida Illia

-Enero 2017: Desde Nación se anunciaba el financiamiento de la obra de ampliación y repavimentación de toda la traza de Av. Illia: más de 73 millones de pesos destinados a arreglar sus 4.5 km.

-Julio 2017: En llamado a licitación, la obra fue adjudicada a Rovial S.A. por 80.9 millones de pesos.

-Agosto 2017: La licitación fue denunciada por supuestas irregularidades, ya que otra firma había presentado un proyecto por un millón y medio menos.

-Septiembre 2017: Bronca en el privado y entre los concejales ya que desde el Ejecutivo municipal no mostraban el decreto de adjudicación. Marcha atrás obligada con el proceso licitatorio.

-Noviembre 2017: Barreto confesaba que “no se cumplirán los plazos previstos” y que “viene demorada por Nación”.

-Enero 2018: El Ministro de Infraestructura provincial José Garibay reveló que el Municipio "nos planteó si podíamos colaborar acompañando el financiamiento". ¿La respuesta?: es una obra “ya licitada, que ya tenía una fuente de financiamiento”.

-Junio 2018: Nación le pide al Municipio “fraccionar” la obra en cuatro etapas. El nuevo cálculo -dividido ya en cuatro tramos- ya tenía una estimación que superaba los 96 millones. En ese momento el dólar recién llegaba a un pico de 25 pesos.

-Julio 2018: Más de 500 vecinos enviaron al Concejo una petición para obtener una “solución definitiva” al estado de destrucción en que se encontraba la cinta asfáltica en todo el recorrido de la Avenida Arturo Illia desde Irigoyen hasta el arroyo Ludueña.

-Diciembre 2018. La Municipalidad llamaba a licitación nuevamente, pero solo para el BACHEO de un tramo. ¿El monto? 330 mil pesos.

-Enero 2019: Dos años después del anuncio de la gran obra y sin novedades se contaban 204 pozos y baches.

-Abril 2019: Se llamaba nuevamente a licitación. Fue la empresa Obring, quien se puso al frente de la obra, habiendo presentado el presupuesto más bajo.

-Julio 2019: se inaugura “en tiempo record” la repavimentación de la avenida.

-Noviembre 2019: Comienzan a aparecer los primeros pozos en la calzada.


Powered by Froala Editor

Comentarios