Grupo Emerger se suma a la campaña: “¡Menos sal por favor!”

calendar_today

La empresa de emergencias médicas que dirige Mario Clemente brinda consejos útiles para disminuir el consumo de sal a diario.
 

 

El consumo extraordinario de sal en los alimentos, es una problemática que hace años es evidenciada, esto motivó a la OMS a trabajar sobre una campaña de concientización de lo negativo que puede resultar este mineral en los seres humanos consumido desmedidamente.
Así, surge la semana mundial de concientización sobre la sal que lleva como lema: “¡Menos sal por favor!” a la que Grupo Emerger se suma brindando datos relevantes sobre esta problemática global.
 

La sal es una parte esencial de la dieta, pero la mayoría de las personas consume más de lo que piensa y de lo que es saludable. Un consumo excesivo de sal contribuye a la presión arterial elevada, uno de los principales factores de riesgo para ataques al corazón y cerebrales, al igual que otros problemas de salud que incluyen insuficiencia renal, osteoporosis, obesidad, tumores y Alzheimer.

 

“En la actualidad en nuestro país, las personas consumen en promedio 12g de sal por día, mientras que lo recomendado es de hasta 5g”, advierte Alberto Davidovich, médico cardiólogo y director médico de Emerger.

 

Además el profesional asegura: “Hay estudios que se han hecho en Canadá recientemente, que aseguran que si se lograra disminuir un 10% del consumo de sal que se hace hoy en día podríamos evitar unos 593 mil episodios cardiovasculares y unas 54 mil muertes anualmente según la OMS”.
 

Como indica el director médico de la empresa de ambulancias, lo fundamental es poder prevenir y concientizar acerca de lo dañina que puede ser la sal, por tal motivo desde Emerger nos brindan consejos útiles para cuidar nuestra salud:
 

- Consumir frutas y verduras diariamente, ya que proveen al cuerpo nutrientes esenciales, generan saciedad y naturalmente tienen poca cantidad de sal.


-Disminuir el consumo de pan y productos de panadería


-Evitar consumir productos procesados, éstos son los que generalmente aportan mayor cantidad de sodio a nuestra dieta diaria.


-Reemplazar la sal por otro tipo de alimentos que agreguen a las comidas sabor, tales como pimienta, hierbas aromáticas, etc.

 

-Evitar pedir salero para agregar sal a las comidas en los restaurantes, generalmente en dichos lugares se suele cocinar con suficiente sal, o hasta a veces por arriba de la medida sugerida.

 

Finalmente, desde la empresa de emergencias médicas recomiendan no olvidar, realizar consulta médica periódica al cardiólogo.


 

Comentarios