Miércoles, 21 de Febrero 2024
Sábado, 30 de Diciembre del 2023

2024: Cómo viene el año nuevo en materia astrológica

Astróloga funense adelantó datos a tener en cuenta de acuerdo frente a los eclipses del año próximo y cómo fluirán la energía y los deseos para entonces.

Muchos prestan especial atención al final de un año y al comienzo del otro  y no sólo se trata de hacer listas en un cuaderno con los objetivos del próximo año, sino también cómo se estará preparado para lograrlo. La astróloga funense Tatu Valentini (@tatuvalentini) explicó a InfoFunes cómo prepararse para los eclipses de los que será testigo el 2024. 

Valentini, además de realizar sesiones de carta natal, talleres de astrología para principiantes y formación de Biodecodificación con orientación astrológica, buscó la manera de dar a conocer un concepto tan antiguo como complejo: la influencia de los eclipses en el destino de cada uno. “En pocas palabras, y desde la perspectiva astrológica, los eclipses tienen que ver con que el sol significa la conciencia y la luna el inconciente (lo emocional) y con ellos los nodos lunares que se encuentran en puntos conciente e inconciente, alinéandose entre puntos kármicos con el objetivo de que cada persona tome contacto directo con el destino y con el propósito de su alma”, detalló. 

Precisamente, esos nodos lunares, “que cambian cada 18 meses y medio, suelen dar información sobre las temáticas correspondientes a dos signos complementarios”. En 2024 serán Aries y Libra y con esa energía logran acelerar esos procesos para que las personas entren en un movimiento de cambio y transformación de vida un poco más intenso. Incluso muchos los llaman catalizadores y aceleradores.

Las fechas

Valentini adelantó que el 25 de marzo habrá un eclipse prenumbral de luna en Libra, el 8 de abril eclipse total solar en Aries, el 18 de setiembre el eclipse parcial lunar en Piscis, y el 2 de octubre eclipse anular solar en Libra. 

Sugerencias y objetivos

¿Qué se sugiere hacer frente a un eclipse? No desesperar. “Ante un eclipse debemos parar un poco, no entrar en pánico, respirar y confiar. Es necesario que nos dejemos llevar por ese movimiento que, si bien es muy personal, hay determinadas cosas que nos trascienden, como seres, sean cuestiones sociales o de otra índole”, explicó. 

A su vez, remarcó: “Justamente, como los llaman catalizadores y vienen con demasiada información, lo mejor es estar relajados, confiando en que todo se irá acomodando y dejar que todo sea como deba ser, porque así sucederá en ese momento”. 

Tatu mencionó que los grandes protagonistas del año próximo frente a los eclipses serán Aries y Libra, que son dos signos opuestos complementarios, precisamente porque “Aries es la energía del fuego, conecta con el yo soy, con la autoafirmación, la chispa, el inicio, el impulso, qué soy; mientras que Libra es una energía de aire que nos conecta con la vinculación, tiene en cuenta al otro, con la empatía, el deseo del otro, es importante ver este año esta danza entre el yo y el otro, cuál es mi deseo, qué quiero hacer y saber qué desea el otro. Habrá mucho de renegociación, el no querer pasar por  encima al otro, y en este proceso se moverá mucho la energía de pareja, vincular, de sociedad, de amigos”. Ante esto la astróloga señaló que todo este movimiento tiene un fin, el de “buscar el equilibrio, el para qué, para evolucionar”. “La invitación será a contactar con quienes somos hoy y qué queremos en la vida, cómo movernos hacia ello y reconfigurándonos sobre cómo nos vinculamos. Como te decía, es como una danza en la que observo qué vínculos quiero tener, si esa persona que elijo que me acompañe está en sintonía con lo que quiero ser hoy. Pues bien, habrá que repreguntarse todo eso”, expresó.  


Powered by Froala Editor