Viernes, 01 de Julio de 2022

¿Y si da el golpe? El humilde Central Córdoba ante la posibilidad de hacer historia

El equipo rosarino del ascenso se enfrenta al poderoso Boca Jr. por Copa Argentina.

¿Y si da el golpe? El humilde Central Córdoba ante la posibilidad de hacer historia
Miércoles, 02 de Marzo del 2022

Esta noche, todo barrio Tablada y gran parte de Rosario y la región también por la simpatía hacia esta entrañable entidad, estará pendiente del cruce entre Central Córdoba y Boca por la Copa Argentina, que se jugará en el estadio mundialista Mario Alberto Kempes de Córdoba.


El poderoso, el millonario, el opulento; contra el humilde, el pato de la boda, el soñador. Un duelo muy desigual en la previa. Desde el orgullo y el amor propio los jugadores charrúas dejarán la piel para que el escudo de Central Córdoba brille con honor, más allá del resultado final. Tumbar a Boca es casi una utopía. Pero el charrúa sabe escribir páginas gloriosas y su historia es más parecida a un cuento del Negro Fontanarrosa que a un devenir lógico y rutinario de un club humilde y “normal”. Claro que no estarán en el verde césped los geniales Trinche Carlovich, Capote de la Matta ni Gabino Sosa, sí los tres “ocuparán” la tribuna alta del Kempes, pero los muchachos del matador que jugarán hoy darán todo lo que tienen para dejar bien representada la camiseta.


Con el DT Juan Rossi y con algunos integrantes del plantel con pasado en primera división, como por ejemplo, Ignacio Bogino (Rosario Central) o Juan Manuel Cobelli (Newell’s), la cruzada charrúa de ir por la heroica tratará de tomar forma. Claro que muchos integrantes de la plantilla además se ganan el mango poniendo el lomo después de las prácticas, como Maximiliano Saucedo, que trabaja en un lavadero de autos.


Del otro lado Boca es una multinacional del fútbol, con un presupuesto astronómico y jugadores de recambio y calidad en todos los puestos. Igual, Sebastián Battaglia no la tiene fácil en cuanto al manejo del grupo.


Y respecto al juego el xeneize tampoco es una sinfonía ni mucho menos. Sí cuenta con jugadores con un peso específico que pueden torcer la balanza en un instante. Por eso para el charrúa será clave la paciencia, el respaldo colectivo, la solidaridad, el despliegue físico, la concentración absoluta, el ajuste de marcas y la puntería cuando quede en zona de remate. Sólo así logrará mantenerse en partido el mayor tiempo posible para soñar con el paso de los minutos que el batacazo no sea una estrella fugaz.


Los hinchas del matador que viajarán en micros y autos particulares desde Rosario para apoyar al equipo cumplirán el objetivo de ver a Central Córdoba jugando un partido de altísimo vuelo y trascendencia nacional. Saben mejor que nadie que la cruzada es casi imposible. Pero igual vale la pena el intento. Es que la última puerta que se cierra es la de la ilusión.


Con fe y los pies sobre la tierra

El plantel de Central Córdoba arribó a la ciudad de Córdoba ayer a las 19 para afrontar el gran duelo de esta noche ante Boca en el Kempes, por la Copa Argentina. Los dirigidos por Juan Rossi son conscientes que tienen una parada bravísima ante los xeneizes, pero afrontarán el desafío con dignidad y entregando el máximo esfuerzo para ser competitivos ante uno de los grandes del fútbol argentino.


El micro que los trasladó desde Rosario estacionó frente a un lujoso hotel de la capital provincial y el grupo quedó concentrado. Con rostros de gran ilusión por tamaño desafío, el DT Rossi ya confirmó la formación para enfrentar a los de Battaglia. Y los más experimentados como Killer, Bogino y Juan Manuel Cobelli trataron de transmitirles tranquilidad a los más jóvenes. “Queremos disfrutar este partido que no es de todos los días”, fue la frase más escuchada.


La Capital / InfoFunes

Powered by Froala Editor

Comentarios