Funes
Por Vanesa Fresno

Una semana después: ¿Por qué colapsó la casa de General Paz al 2100?

person
calendar_today
El miércoles pasado un estruendo sacudió la tranquilidad del barrio San Telmo. Una vivienda cedió y las paredes y techos de prácticamente media casa se desplomaron en un segundo.

Por teléfono, luego de insistir una veintena de veces, una mujer que trabajaba con ellos -y a la que la desgracia la esquivó, porque minutos después comenzaba ahí dentro su horario de trabajo- le avisó a Sandra y sus hijos de 11 y 17 años lo que estaba pasando: que la casa se vino abajo y que no se sabía por qué. 

El panorama que le relató en mensajes era desolador: Bomberos voluntarios, policía y COE acudieron a lo que en un principio se pensó que fue un incendio o una explosión y sólo pudieron cercar la zona resguardando a las personas y viviendas cercanas. Hacía solo cuatro meses que la casa de dos plantas en General Paz al 2100 era su hogar.

"Podría haber sido una terrible desgracia", dijo la mujer en el momento del derrumbe. Más allá de lo terrible de la situación, las cosas se dieron con una dosis de fortuna para estas familias.

Una semana después, la familia inquilina ya está esperando que le den el "ok" en una nueva casa en alquiler para retomar su vida, que por el momento sigue emparchada, sin sus cosas y viviendo ella por un lado y los hijos por otro hasta que se solucione todo. Los propietarios de la casa ofrecieron pagarles un alojamiento pero la familia desistió para estar con sus cercanos, además, ni bien tuvieron el permiso municipal para ingresar a trabajar comenzaron las tareas para que recuperen lo perdido.

Este miércoles, a una semana del desplome, podrá ingresar un perito a determinar las causas del derrumbe, una vez que finalicen de apuntalar el resto de la casa y retirar los escombros que quedaron. En medio de esos escombros están también las dos habitaciones de los hijos de la familia. 

“La casa se apuntaló por dentro y pudimos sacar lo que estaba adentro, recuperamos parte de mi placard que estaba intacto y el de la nena. El resto está todavía bajo escombros”, contó Sandra  y explicó que se colocaron “entre 50 y 70 puntales que sostienen la casa” y que resta llegar a “la tercer columna de la cochera que es la que supuestamente colapsó”. 

Una vez que esta tarea finalice y se remuevan todos los escombros podrá ingresar un perito para determinar los motivos por los que la vivienda cedió. Se habló de remodelaciones, pero la vivienda sólo tuvo arreglos que no fueron estructurales, aseguran. Las cosas se van acomodando para esta familia, y con la casa ocurrirá lo mismo.

Powered by Froala Editor

Comentarios