Domingo, 14 de Julio 2024
Jueves, 02 de Mayo del 2024

Es funense y quedó seleccionada entre las 25 mujeres científicas de América

Valeria Campos es investigadora del CONICET, y fue distinguida por su proyecto vinculado al desarrollo de nanocápsulas inteligentes y ecológicas. Su historia.

Una funense quedó seleccionada entre las 25 mujeres científicas de América. Se llama Valeria Campos, y fue distinguida por su proyecto vinculado al desarrollo de nanocápsulas inteligentes y ecológicas.

Valeria estudió la Licenciatura en Biotecnología en la ciudad de Rosario, de donde egresó en 2001. Tras eso, empezó a desempeñarse como docente de dicha carrera y también en Bioquímica, condición que mantiene hasta el día de hoy. No conforme con eso, puso en marcha su tesis doctoral tras recibir una beca del CONICET. “Me sirvió para aprender mucho acerca de la biofísica, la bioquímica de las proteínas y sobre su relación estructura-función biológica”, manifestó en diálogo con InfoFunes

Años más tarde, realizó dos post-doctorados en un nuevo instituto-en el cual se desempeña actualmente-, vinculado al estudio de la fisiología vegetal. En 2013, se incorporó formalmente al CONICET, y desde entonces, participa activamente en el desarrollo de proyectos que generen alternativas a las prácticas agrícolas tradicionales de manera de disminuir la utilización de agroquímicos

Así fue como, en los últimos días, Campos quedó seleccionada entre las 25 mujeres científicas de América gracias a su proyecto titulado “Desarrollo de nanocápsulas dirigidas que liberan componentes activos de forma inteligente solo cuando son necesarios, las cuales son seguras para las personas y el medio ambiente, y pueden aplicarse en diversas industrias”. 

El objetivo de este proyecto es reducir los niveles de agroquímicos en las prácticas agrícolas. También el encapsulado de agroquímicos para el aumento de su estabilidad y eficiencia, bajar las dosis necesarias por aumento de eficacia y también la huella de carbono y el daño la salud humana y el medio ambiente. Nuestra propuesta resuelve las problemáticas de los biológicos y reduce la aplicación de químicos. Diseñamos una biocápsula innovadora, con sensores capaces de activarse y liberar el insumo necesario en el momento preciso”, expresó la funense. 

Con respecto al problema a solucionar, amplió: “Actualmente, el 95% de las prácticas agrícolas utilizan agroquímicos. Sin embargo, la industria está demandando fuertemente la reducción en el uso de los mismos, sin generar pérdida en la productividad. Por un lado, se debe a la nanotecnología que emerge como vehículo de agroquímicos, con fin de reducir las dosis aplicadas. El problema de esta tecnología es que se encontraron residuos tóxicos en humanos. Y por otro parte, los bioinsumos que, si bien son más inocuos, tienen problemas de eficiencia, estabilidad en el tiempo y además no pueden ser aplicados simultáneamente con los agroquímicos, lo que genera una baja adopción por parte de los productores”.

Para cerrar, Campos, que cuenta con siete personas colaborando en su iniciativa, se refirió a las ventajas que tiene la misma: “Esto beneficia a los productores, porque no estarán sometidos a altas dosis de químicos durante la aplicación, y también a los consumidores, debido a que la reducción de los niveles de químicos en los alimentos impactará directamente en la salud y en el medio ambiente al reducir el número de aplicaciones y la cantidad aplicada”.

Powered by Froala Editor