Lunes, 04 de Julio de 2022

El crecimiento de Funes impulsa la llegada de nuevos grandes supermercados y cadenas a la ciudad

Atraídos por las inversiones y el crecimiento poblacional que no se detiene hoy Funes tiene grandes supermercados, de cadenas de renombre regional y nacional, donde antes no existían ni por asomo. Las causas parecen simples de ver, qué pasa con las consecuencias.

El crecimiento de Funes impulsa la llegada de nuevos grandes supermercados y cadenas a la ciudad
Domingo, 12 de Junio del 2022


El crecimiento poblacional de Funes, impulsado por oleadas consecutivas de desarrollos inmobiliarios, sigue vigente ahora motorizado también por una seguidilla de desembarcos comerciales que pusieron a la ciudad en la mira de grandes cadenas ya consolidadas. Funes se apunta por distintos factores como el lugar a donde tener presencia, y las consecuencias son diversas.

Así, de contar con tres pequeños supermercados ubicados todos en 500 M2 a la redonda –en pleno centro-, Funes sumó en los últimos meses dos nuevos supermercados –La Esperanza en Illia y Catamarca, y la segunda sucursal de Arco Iris en garita 15- en zonas en las que no había, y confirmó la presencia de al menos otros dos que trabajan en obras para nuevas sucursales funenses como lo serán La Reina en Illia y Los Nogales, en el futuro Vida Multiespacio, y La Gallega, en el acceso autopista de calle Galindo, en el futuro barrio comercial Calmo.

Todas estas sucesivas aperturas comerciales ponen en tensión distintas miradas sobre el impacto que tienen los nuevos comercios de grandes superficies en los pequeños ya existentes, y hasta en los que aún dentro de la categoría de “grandes”, estaban desde antes. A favor y en contra, todas las posibles visiones coinciden en solicitar que para todos sean las mismas reglas claras y que se respeten las normativas locales y provinciales vigentes en cada caso.

¿Pero de qué se tratan? En primer lugar, la norma que los regula la instalación de Grandes superficies comerciales, la Ley provincial 12069, señala que se alcanza esa categoría de varias maneras. Mientras que por grandes en dimensiones se entienden los 700 M2 que se consideran como grandes en una ciudad con la cantidad de habitantes de Funes, también se considera en la categoría de GSC a las empresas que, de acuerdo a su nivel de facturación, cantidad de empleados, etc. Las Grandes empresas. En este sentido, todas estas habilitaciones aprobadas en el último tiempo están o deberían estar, alcanzadas por esta ley.

La llegada de grandes cadenas comerciales a la ciudad es ya un hecho. Lejos de desalentar a otros, la mirada de grandes firmas sobre la ciudad pareciera atraer a otras. 

“La motivación por abrir sucursal en Funes fue la confianza en la zona, y algunos otros factores clave: por una lado la ubicación con su cercanía a más de un acceso (Autopista, Ruta, Newbery, Mendoza) son muy buenas vías de acceso que repercuten favorablemente en la logística y distribución; por otro lado el crecimiento de la ciudad con la particularidad de los barrios que la poblaron: por un lado que son muchas personas de Rosario que ya conocen la marca, y por otro las características de esa población que tienen otro poder adquisitivo y otra exigencia a la hora de comprar”, sañala Omar Gasparri, titular de los supermercados La Esperanza en diálogo con InfoFunes. 

“Funes y toda la zona oeste y noroeste de Rosario son zonas que han ido creciendo, pero vimos en la ciudad una oportunidad de cumplir con todas las regulaciones de nuestro sector. Ahora si, estamos prestándole mucha atención a que todos los actores involucrados sean prudentes y respetuosos de los cumplimientos, así como nos hicieron cumplir a nosotros. La competencia no es problema cuando se da en el marco en que la competencia se debe desarrollar”, asegura Gasparri. “Nosotros tuvimos que dar todos los pasos de acuerdo a las exigencias locales y provinciales, queremos prestar atención a que todos los procesos se desarrollen igual”, agrega.

Desde Acif, la Asociación de comerciantes de Funes, no sólo piden que se preste especial cuidado a la aplicación de la norma sino que denuncian directamente que “la Ley no se está cumpliendo”. “Pedimos que estas grandes superficies no se instalen en Funes porque no está permitido, porque el radio de comercialización y el poderío de mercado que regula la Ley no lo permite. Y más allá de esto, sabemos que por cada una de estas grandes aperturas están cerrando entre 4 y 8 negocios pequeños autóctonos y añejos de la localidad de Funes”, asegura el presidente de la asociación, Silvio Cañas.

Desde el área municipal de Comercio niegan por su parte que el número que señala Acif sea cierto. “No registramos cierres comerciales en los barrios en donde abrieron en los últimos meses grandes superficies, llámese la zona de calle Illia con La Esperanza o la nueva sucursal de Arcoiris en garita 15”, menciona Andrea Méndez, titular del área municipal. De hecho, el último informe comercial habla de un recuento de nuevas aperturas que llegó a un 27% más en el 2021, y más de 400 nuevos comercios desde fines del 2019 a esta parte.

Cañas remarca que el número al que hace mención Acif no es en relación a cierres sino a “reconversiones” a los que se ven obligados algunos pequeños comercios como consecuencia o repercusión de la apertura de otro cercano de mayor calibre. “Se ven afectadas por no poder crecer, por tener que reconvertirse. Dejan tal vez de poder ofrecer productos frescos que si ya no venden se echan a perder, para pasar a completar góndolas con fideos, por ejemplo. Disminuyen así la capacidad de crecimiento de cada pequeño comercio”, aclara Cañas. 

La problemática comienza a plantearse entre afectados y el tema pasa a ocupar un lugar en la agenda pública. Desde el Concejo Municipal, por ejemplo, aseguran que deben articular soluciones y que “siempre surgen problemas de convivencia entre los sectores comercial y residencial” pero que lo importante en estos casos “ser estrictos con la aplicación de la Ley 12069”, pide el concejal Mauro Míguez.

El edil no se detiene tanto en la letra chica del metraje del local a ocupar, o los nombres propios detrás de las firmas que pretenden instalarse: “La ley dice claramente que las grandes superficies comerciales se tienen que instalar en áreas complementarias, en áreas de equipamiento; que no tienen que ser zonas de reserva; ni tampoco de posible ensanchamiento de la ciudad. Hay lugares donde al menos eso está en discusión, sobre todo el eje Mendoza donde se está dando un significativo crecimiento”, señala sobre la zona donde ya hay nuevas inauguraciones y otras por concretarse como el futuro supermercado La Reina.

“Funes debería ser más estricto en la aplicación de la Ley 12069 no sólo en la cuestión de la superficie, el Municipio debería garantizar que convivan las áreas de completamiento con las áreas residenciales. Teniendo en cuenta que Funes tiene una población flotante que se va modificando permanentemente en temporada, el tema más relevante es prestar atención a las áreas donde se están instalando”, agregó.

“Pedimos reglas de juego claras, saber que si hago una inversión no va a venir a los dos meses un negocio al lado mío con el doble de poder de compra y mercado como una gran cadena”, cierran desde Acif. 

En definitiva, la discusión atraviesa posiciones e intereses varios, pero afecta a más de un sector. Mientras es innegable que la apertura de comercios impacta favorablemente en el consumo local, que tiene así cada vez más opciones, cada crecimiento acarrea situaciones a atender. Lo que soslaya la discusión, coinciden las distintas voces, es poder definir reglas claras, o seguir con atención las ya existentes. ¿Qué, quién, cuándo y dónde? Siguen siendo las preguntas clave a la hora de diseñar una ciudad en constante cambio. Darles respuesta es clave.

 



Powered by Froala Editor

Powered by Froala Editor

Powered by Froala Editor

Comentarios