Funes

Quiso impedir que castraran a su perrita y terminó preso: ¡y la perra también!

person
calendar_today
Ayer, un hombre irrumpió el Móvil Quirúrgico de Salud Animal donde procedían a realizar la castración a su perrita. Intentó impedirlo, los ánimos se caldearon y terminaron todos demorados.

El tradicional "camión" de Salud Animal estaba instalado en Houssay y José Hernández realizando sus habituales castraciones. Por la tarde, los profesionales se disponían castrar a una perrita de raza Beagle, Y en ese momento un hombre oriundo de Roldán llegó en su camioneta manifestando ser el dueño del animal e intentó impedir por todos los medios que la perrita fuera intervenida.


Tales fueron los disturbios que al lugar arribaron dos móviles policiales, que tomaron la determinación de trasladar a todos los protagonistas a la Comisaría 23, incluida la pequeña Beagle. El hombre de Roldán estuvo demorado durante algunas horas hasta que desde Fiscalía ordenaron su liberación –a quien no se le formó causa alguna- y la restitución del animal.


Según declaró, la perra era suya y se le había perdido hacía unos cinco días en Roldán. La mujer que la tenía en su poder la había encontrado en la zona de Ruta 9 y Garita 18 y hasta había publicado en redes sociales para intentar dar con sus dueños. Como no lo había logrado, se acercó este martes hasta el móvil de Salud Animal a castrarla, tal como recomiendan todas las sociedades protectoras de animales.


Como era de esperarse, la resolución causó indignación: “Se saltaron un montón de pasos y no tuvieron en cuenta la opinión de los veterinarios que habíamos constatado que la perra estaba enferma. Se la dieron al hombre sin verificar si realmente era suya. Él presentó como prueba una libreta de vacunación totalmente desactualizada”, señaló la Coordinadora del Área Aranza Puig.


“Estaba en el móvil trabajando cuando escucho que me golpeaban la puerta y a los gritos me pedían que baje. Cuando salgo veo a un masculino insultando y gritando tratando de sacarle de las manos un can a unas personas que estaban en la fila esperando para castrarla. Me acerco e intento hablar con el señor pero no entraba en razón y seguía tirando de la correa y lastimando al animal. Rápidamente agarré a la perra y la metí adentro del móvil quirúrgico hasta que llegó el móvil policial”, describió la profesional en la denuncia que quedó asentada.

Powered by Froala Editor

Powered by Froala Editor

Powered by Froala Editor

Powered by Froala Editor

Powered by Froala Editor

Comentarios
CLUB