Martes, 21 de Septiembre de 2021

Colesterol: ¿Ya te lo controlaste?

Se escucha hablar mucho sobre el colesterol, ¿pero cuanto sabemos sobre es este huesped silencioso? ¿Vos te controlás cada seis meses, como debe ser?
Colesterol: ¿Ya te lo controlaste?
Hacer ejercicio contribuye a bajar el colesterol, pero no siempre alcanza.
Martes, 14 de Septiembre del 2021

Como es habitual el laboratorio IICT Labs, ubicado en Presidente Perón 1723, nos trae temas de mucho interés relacionados con la salud de las personas. En esta oportunidad nos cuentan todo sobre un visitante silencioso de nuestro organismo: el colesterol. 

A continuación, compartimos un escrito de Gustavo Osimani, bioquímico del mencionado laboratorio, lugar en donde realizan todos los análisis necesarios para detectar una dislipemia.


La dislipemia o dislipidemia es una concentración elevada de lípidos. Los lípidos son las grasas que tenemos en sangre, fundamentalmente colesterol y triglicéridos, o también una concentración baja de colesterol rico en lipoproteínas, llamado popularmente HDL colesterol o colesterol bueno.

El aumento de las grasas en sangre siempre tiene relación con el estilo de vida, a veces con la genética, con las enfermedades (como concentraciones bajas de hormonas tiroideas o enfermedad renal), con los medicamentos que uno puede llegar a tomar -que te pueden provocar un aumento del colesterol o los triglicéridos-; o por una combinación de todos estos factores.

El aumento elevado de estas grasas y un valor muy bajo de colesterol bueno puede producir arterosclerosis, que da lugar a angina de pecho, infarto del miocardio, accidente cerebrovascular o arteriopatía periférica.

Hay que medir la concentración de los triglicéridos y los diferentes tipos de colesterol en la sangre: el colesterol total, el colesterol bueno (HDL) y el colesterol malo (LDL). También conviene practicar ejercicios, cambiar el tipo de alimentación y tomar ciertos medicamentes si el valor de colesterol total es elevado.

¿De dónde viene el colesterol?

El colesterol es un componente esencial de las membranas celulares, de las células cerebrales y nerviosas y de la bilis, que contribuye a la absorción de grasas y vitaminas por parte del organismo.

Los triglicéridos, presentes en los adipocitos, las células de grasa que tenemos en los tejidos, una vez descompuestos se utilizan para obtener la energía necesaria para llevar a cabo los distintos procesos metabólicos, incluido el crecimiento corporal.

La acumulación de colesterol malo aumenta ligeramente a medida que la persona va envejeciendo, los valores suelen ser más altos en los hombres que en las mujeres, pero en estas empiezan a elevarse después de la menopausia, y esto origina la dislipemia.

Cantidades deseables de colesterol

Tener el colesterol alto no es bueno, lo sabemos, pero tampoco es saludable que la concentración sea muy baja, eso sería una hipolisdipemia. En una concentración deseable de lípidos en adultos el colesterol total tiene que estar por debajo de los 200 mg /dl. Cuando el colesterol total -después de 12 horas de ayuno- supera los 240 es necesario empezar a tomar medicación para bajarlo, porque con la dieta sola no alcanza.

La concentración deseable del colesterol malo (LDL) es de menos de 100 mg /dl. Cuando está por encima de 130 implica que el paciente está en un riesgo coronario. La concentración deseable del colesterol bueno, en tanto, tiene que ser superior a 40 mg /dl.

Factores secundarios

Existen causas secundarias que provocan esta situación de dislipemia. Las más importantes son el estilo de vida sedentario, con ingesta excesiva de calorías totales como las grasas saturadas, colesteroles y grasas trans. Algunas otras son: sufrir diabetes (los diabéticos son más propensos a tener un colesterol más elevado), consumir grandes cantidades de alcohol, sufrir una nefropatía crónica, sufrir hipotiroidismo o una cirrosis biliar primaria, o el uso de ciertos medicamentos.

Mitos Urbanos

Hay un dato que es importante y es que la forma corporal no predice los niveles de colesterol. En ocasiones hay personas que tienen sobrepeso pero igual tienen valores bajos de colesterol; y también puede ocurrir que personas delgadas tengan colesterol alto; hay un mito que indica que quienes tienen sobrepeso tienen colesterol alto y los delgados no.

El rol del laboratorio

El laboratorio actúa de manera fundamental en el diagnóstico de esta dislipemia a través de pruebas analíticas que consisten en dosar el panel lipídico en ayuno de 12 horas estricto (porque si desayunás o comés algo alterás los valores). El panel lipídico incluye colesterol total, HDL colesterol, LDL colesterol y los triglicéridos. Si estas cuatro grasas en sangre están dentro de los parámetros normales están en valores normales lo aconsejable es hacer un chequeo semestral para quedarse tranquilos, principalmente después de los 40 años (aunque para los que están por debajo de esa edad también es recomendable porque puede haber colesterol hereditario).

En cuanto a los tratamientos, lo fundamental es la pérdida de peso y también hacer ejercicios y disminuir las grasas saturadas en la alimentación. Todo esto es importantísimos para poder zafar de la medicación.

El laboratorio ayuda al diagnóstico de la dislipemia y también al seguimiento. Si tenés valores alterados un médico clínico te va a controlar indicándote análisis cada dos meses para chequear los valores. Estos chequeos son importantes para poder evaluar si la medicación está haciendo efecto o no.

Powered by Froala Editor

Powered by Froala Editor

Powered by Froala Editor

Comentarios