InfoFunes
InfoFunes
El tiempo - Tutiempo.net

Miercoles 20 de Junio

Funes, Santa Fe, Argentina

  • Vanesa Fresno - InfoFunes

    La violencia de género es el segundo motivo de denuncias en Funes

    08/06/18

    Los hechos de violencia de género fueron el segundo motivo de denuncia en la ciudad durante el 2017. Mientras tanto, ya son unos 150 casos de violencia los que acompaña el Pronnam desde su creación, dos años atrás.

    Verónica Peyrano

     

    Baleadas, apuñaladas, golpeadas, estranguladas, incineradas; en ese orden. Ese es el ranking de la modalidad en la que se cometieron los 2679 femicidios y femicidios vinculados de mujeres y niñas argentinas registrados en el Informe de Investigación sobre Femicidios que realizó la Casa del Encuentro, en donde se recopilaron los casos de la forma más extrema de la violencia de género en el país durante los años 2008 al 2017. El informe también indica que en más del 62% de los casos, estas mujeres fueron asesinadas por sus parejas o ex parejas.

     

    En la ciudad, un número engrosó la terrible lista de las 2679 de la última década. El femicidio de Florencia Chanampa en el año 2013 fue atroz: a sus 16 años fue descuartizada y enterrada en el patio de la vivienda que compartía con su femicida en el barrio Villa Elvira. Su familia mencionaba que Florencia había intentado denunciar a su tío René Eugenio Araya Saldías y que “no le tomaban la denuncia porque no hubo agresión”.

     

    Pero la violencia no sólo es la extrema como lo es un femicidio, ni tampoco es sólo la física. Sólo en el último cuatrimestre del 2017 hubo en la provincia de Santa Fe 3989 denuncias por distintos tipos de violencia de género, según indica el Registro Único de Situaciones de Violencia hacia las Mujeres (RUVIM), que elabora la Subsecretaría de Políticas de Género del Ministerio de Desarrollo Social de Santa Fe junto con el Instituto Provincial de Estadísticas y Censos (Ipec).

     

    El registro contabiliza sólo los datos de los casos en que la mujer se anima a denunciar o a solicitar algún tipo de asistencia o acompañamiento institucional. Además, no cuenta todavía con la información brindada por todas las áreas mujer de cada localidad. Aun así, entre septiembre y diciembre del año pasado fueron unas cuatro mil mujeres las que denunciaron alguna situación de violencia de género en Santa Fe, mil por mes.

     

    Violencia de género: los números locales

    A nivel local, si bien no existe un registro articulado que dé cuenta con claridad las situaciones de violencia de género que sufren las mujeres funenses, el equipo de profesionales que integran el Programa de Prevención y Promoción de Derechos a niños, niñas, adolescentes y mujeres (PRONNAM), estima que lleva acompañadas a unas 150 mujeres -y a sus hijas e hijos- desde que comenzó a funcionar, dos años atrás.

     

    Los trabajos de acompañamiento suceden cuando una mujer hace una denuncia por violencia de género en el Centro Territorial de Denuncias, que atiende de lunes a viernes en calle Angelomé 1845, o en la Comisaría, o por llamados al 0800 444 7766, la línea gratuita del Pronnam que desde comienzos de este año comenzó a funcionar con una guardia permanente, las 24 horas durante todos los días del año. Además, tanto los equipos de salud municipal como los equipos docentes de la Comisión Interdisciplinaria de prevención y atención escolar (CIPAE) trabajan en conjunto con el Programa refiriendo los casos de mujeres en situación de violencia que no llegan a denunciarse.

     

    Durante el año pasado, sólo el Centro Territorial de Denuncias local recibió 45 denuncias por violencia de género. Este número ubica a la temática en la segunda causa o motivo de denuncia de las recibidas en el CTD, sólo superada por otros hechos delictivos como robo o hurtos. A su vez, se registraron 4 denuncias por abuso sexual y varias otras denuncias por violencia familiar, amenazas, hostigamiento y maltrato infantil. El podio de hechos denunciados –sin contar el registro de la Comisaría 23- está conformado así por hechos de robo en primer lugar, violencia de género en el segundo, y accidentes de tránsito con lesiones en el tercero.

     

    La violencia de género es entonces una de las problemáticas que más afecta a las mujeres funenses, y esto es un hecho. Mientras tanto, un equipo de 5 personas son quienes tienen a cargo el funcionamiento de un programa que debe acompañar a las mujeres víctimas de violencia, pero que también se deben ocupar de otras tareas no menores, como lo son la asistencia a niños, niñas y adolescentes. Dos trabajadoras sociales se ocupan de atender los llamados que ingresan al 0800, una psicóloga, una abogada y un personal administrativo deben ocuparse del acompañamiento, contención y resolución de casos urgentes. Además, en intentos de diseño de políticas de prevención, se comenzó a diseñar cursos destinados a adolescentes alumnos de escuelas secundarias para prevenir noviazgos violentos. Las trabajadoras del equipo reconocen que “son muchas tareas para pocas personas”.

     

    “Estamos tratando de hacer una estadística, porque el Pronnam recibe llamados de situaciones de violencia de género y de vulneración de los derechos de niños y adolescentes. A su vez, en muchos de estos últimos casos que tal vez son referidos a través del Cipae, con mención a un niño o niña en los que detrás de esa situación de violencia, hay también una situación de violencia de género que justamente manifiesta el niño”, explica Marisa Díaz, abogada del equipo local.

     

    Por su parte, Gilda Morales, otra de las integrantes del Pronnam remarca: “Tenemos un montón de casos de mujeres que se acercan al programa y que se les brinda asistencia, pero que como no acceden a realizar una denuncia, nos deja de alguna manera deshabilitados para registrarlo. Pero aún así seguimos brindando y poniendo a disposición todos los recursos. Son unos 150 casos que se vienen acompañando desde que el programa se puso en funcionamiento”. El trabajo es arduo: “Hay muchas mujeres que les lleva un tiempo considerado poder afrontar el hecho de hacer una denuncia. Y detrás de eso hay mucho trabajo de acompañamiento previo”.

     

    Políticas de Género

    Por otro lado, desde la Subsecretaría de Políticas de Género de la provincia destacan que el trabajo del Registro Único de Situaciones de Violencias hacia las Mujeres (RUVIM) es reciente, llevan analizados dos cuatrimestres del 2017 y que están “intentando que se incorporen los Municipios y comunas porque las situaciones que no llegan a ser denunciadas y quedan sólo en las oficinas de las áreas municipales se nos pierden del registro”.

     

    En diálogo con InfoFunes, la subsecretaria Gabriela Sosa indicó que “mantener la sistematicidad en el dato es importantísimo para el diseño de políticas públicas por lo que es muy importante mantener la sistematicidad en su obtención”.

     

    En un análisis de los datos, Sosa destacó: “Se nota por un lado la particularidad de la violencia en su modalidad doméstica, casi el 100% de las situaciones que nos llegan son situaciones de violencia que suceden al interior del espacio doméstico o agresiones realizadas por alguien con un vínculo familiar con la víctima”. En estos datos del Ruvin empiezan a aparecer también situaciones de violencia simbólica que antes no aparecían, no porque no existían sino porque se visibilizan. “Quiere decir que este diálogo fuerte y firme entre lo que genera el Estado y los medios de comunicación, estos números nos permite poder avanzar para saber qué otras violencias son necesarias visibilizar”, remarcó.

     

    Sosa reflexionó sobre este punto y sobre el trabajo de promoción de derechos como herramienta indispensable para la prevención de las violencias: “Nos formamos en distintas instituciones que aún tienen arraigados patrones culturales que plantean una desigualdad de las mujeres con respecto a los varones. Esto se naturaliza a tal punto que en donde recibir una manifestación de violencia por parte de nuestra pareja, en una convivencia o en el ámbito de un noviazgo se vuelve lamentablemente común y natural. Los maltratos psicológicos o físicos, o los controles a la hora del dinero se naturalizan y son las mismas instituciones las que reproducen una y otra vez estas lógicas.; pero cuando logra encontrarse una brecha para romper estos patrones y mostrar que hay otra forma de vivir, comienzan las mujeres a acercarse al Estado porque ya no ve de manera natural lo que está viviendo, y creo que en ese proceso estamos”.

     

    Desde la Subsecretaría creen importante que “los tres niveles del estado y los tres poderes den lugar y generen espacios específicos para el abordaje de las desigualdades de género y en particular para atender las problemáticas que surgen como más preocupantes, que en esta etapa histórica creemos que son las violencias hacia las mujeres”. Para esto “se requiere compromiso político”. En este punto señaló al Municipio de Funes y su programa de atención integral a mujeres, niñas, niños y adolescentes: “Creemos que hay particularidades de atención hacia las mujeres que son diferentes de las de niñez o las de otro tipo de poblaciones. Funes tiene características sociales particulares y diferentes a otras localidades, y se debe ejercer un compromiso, que desde mi perspectiva siempre tiene que estar puesto en el avance de los derechos, consideramos que si una mujer no accede con plenitud a los derechos sexuales, reproductivos y no reproductivos pasa situaciones de violencia. Esperamos de los gobiernos locales esta misma línea de trabajo”.

     

    En este punto también mencionó las líneas de apoyo del organismo provincial a las comunas y municipios, el el fomento mediante aportes económicos para la creación de áreas de mujer en cada localidad. “Tiene que ver con tomar cada vez más dimensión de la problemática que atraviesa la mitad más uno de la población, por eso creemos fundamental contar con áreas específicas.Los convenios tienen exclusivamente la función de contratación de profesionales para la atención de las mujeres”.

     

    _Banner_216x120_Infofunes_Institucional.swf
    Giorgi
    laguiadefunes.swf